Cine & TV

Todas las veces que María Félix rechazó a Hollywood

¿Cuántas personas en el mundo pueden presumir del hecho de que nacieron y murieron el mismo día? Este es un lujo que solo se dan un pocos, entre ellos María Félix «La Doña», quien estuviera cumpliendo 105 años de vida, a la vez que se cumplen 17 años de su muerte.

Resulta difícil creer que La Doña se volvió una estrella absoluto del cine mexicano e internacional, y que para ello no tuvo la necesidad de recurrir a Hollywood, porque fueron varias las ofertas que María rechazó por parte de productores y actores de la industria por considerar que los papeles que le eran ofrecidos no estaban a su nivel:

«Me quieren dar papeles de huehuenche o de india cheyenne, y a mí no me da la gana ir en ese plan.»

Por ello, a continuación decidimos recordar todas las veces que La Doña le dijo que no a Hollywood.


1946

En ese año le fue ofrecido el papel protagónica en Duel in the Sun, una película del género western, pero María no pudo aceptarlo por sus compromisos con Enamorada, por lo que Jennifer Jones ocupó su lugar.


1954

Fue el año en el que se encontraba grabando La Bella Otero en Francia y le ofrecieron el protagónico en La Condesa Descalza, pero la Doña lo rechazó porque no quería interpretar a otra bailarina española.


1964

Tal era la confianza en sí misma de la actriz, que Bette Davis le ofreció ser su coprotagonista en Hush… Hush, Sweet Caroline y María le dijo que no porque sencillamente no quería hacer una segunda versión de What Ever Happened to Baby Jane.

Ese mismo año, vino el ofrecimiento de parte del propio John Wayne para que fuera su pareja en Circus World, pero el ego de la Doña pudo más que otra cosa, porque implicaría que iba a ser la madre Claudia Cardilane (la protagonista de la película) y María Félix no estaba dispuesta a estar por debajo de una principiante.


1968

Robert Aldrich, una leyenda en cuanto al cine violento y de postguerra americano, deseaba que la actriz participará en su película The Legend of Lylah Clare, pero ambos no pudieron llegar a un acuerdo.


María Félix comentó en alguna oportunidad que no se arrepentía de haber rechazado las propuestas que le llegaban de Hollywood porque su carrera en Europa le había permitido hacer cine de calidad.