Cine & TV

De no ser por Tony Soprano, estos personajes no hubieran llegado a nuestras vidas

Hoy hace 20 años, la serie que rompió con todos los esquemas llegó a las pantallas para cambiar a la televisión para siempre: The Sopranos. Fue un fenómeno televisivo que ha logrado mantener su importancia y relevancia a través del tiempo, de la mano de James Gandolfini como Tony Soprano.

Desde luego que el líder de la familia marcó un antes y después para los personajes de su tipo, porque si bien ya habíamos tenido algunos antihéroes en el cine, en el caso de la televisión fue un parteaguas para todos aquellos que vinieron después de él.

Por ello, hemos decidido recordar a aquellos personajes que le deben su existencia al gran Tony Soprano.


Don Draper – Mad Men

Don parecía ser un personaje muy alejado de lo que fue Tony, empezando por el uso de la bata. Pero lo que tienen en común es el el desarrollo del complejo personaje para que se transforme con el paso del tiempo y que al final sea tan detestable como simpático.


Frank Underwood – House of Cards

Este perfectamente pudo haber sido Tony Soprano si se hubiera dedicado a la política. Una persona con el poder suficiente para poder manejar a todos los que lo rodean, aunque eso lo hacía en su entorno.


Dexter – Dexter

De no haber existido un Tony Soprano, era muy poco probable que un Dexter haya podido ver luz en la pantalla.


Villanelle – Killing Eve

Tony también le abrió las puertas para personajes femeninos de este tipo, el ejemplo más reciente es Villanelle a quien detestamos la mayoría de las veces, pero hay momentos en los que somos débiles ante sus encantos.


Rubí y Teresa

Probablemente las protagonistas más icónicas de los últimos años en la tv latinoamericana, y Tony Soprano demostró que se puede ser el malo de la historia y protagonizar. Lo que sí no tuvo Tony fue la absoluta belleza de Teresa y de Rubí para lograr sus objetivos.


Walter White – Breaking Bad

El hombre que con su estilo de vida criminal destruyó a su familia por completo y quien tiene una relación mucho más cercana con el hijo que le dio el negocio comparada con su hijo biológico. Perfectamente pudiéramos estar hablando de Tony o Walter.