Boom!

«Leave Britney Alone» sigue más vigente que nunca 12 años después

El 10 de septiembre de 2007, Chris Crocker subió un video a su canal de Youtube titulado «Leave Britney Alone», en el que hacía un llamado a los medios de comunicación y al público en general para que cesaran el acoso y la persecución que tenían en contra de Britney Spears, en aquellos años de locura y de poca estabilidad mental de la princesa del pop.

En el video, Chris hizo una tormenta emocional en respuesta a toda los titulares negativos que había generado Britney antes y después de su presentación en los VMAs de 2007, presentación que marcaba su regreso a los escenarios tras una época bastante oscura en su vida, aquella en la que se rapó el cabello. El video logró obtener más de 2 millones de visitas en las primeras dos horas y hasta marzo de 2012 tenía más de 43 millones de visitas. Su cuenta de YouTube fue cerrada, pero aún existen copias del video.

Este video sin duda alguna forma parte de la historia del internet y de la cultura pop, porque a pesar de que para los estándares actuales las visitas del video pudieran resultar pocas, estamos hablando de que este fue uno de los primeros fenómenos virales que vimos en internet, cuando aún no se hablaba sobre videos virales en los medios de comunicación.

Prueba del impacto de este video, es el hecho de que en la temporada pasada de Will & Grace vimos una parodia de este video, cuando en una batalla de lip sync, Will hizo su rendición del famoso «Leave Britney Alone».

Por otra parte todos los titulares que Britney generó este año con su retiro de los escenarios, los rumores de que su padre la tenía internada en un centro de rehabilitación en contra de su voluntad, la acusación que hizo Kevin Federline en contra del padre de Britney y su presunta actitud violenta con sus nietos.

Todo esto llevó a los fanáticos nuevamente a salir en defensa de la princesa del pop para detener nuevamente el asedio de las prensa y de las redes, demostrando que el grito de «Leave Britney Alone» sigue más vigente que nunca.