Videojuegos

Lo que debes saber sobre Voidpoint y la controversia de «Ion Fury»

Quizás el nombre no se te haga tan conocido, y eso es porque antes el juego de Voidpoint se llamaba Ion Maiden, sí, muy similar a la banda Iron Maiden. Esta «pequeña similitud» le valió una demanda de parte del grupo, que advirtió que el desarrollador incurrió en la «apropiación indebida y uso de una imitación prácticamente idéntica de la marca registrada».

Así, en mayo de 2019, Ion Maiden tuvo que pensar en cómo se llamaría, luego de esta demanda; y dos meses después nació Ion Fury… No hubo mucho qué pensar, pero Voidpoint quedó con un antecedente controversial.

Pero nombre de Ion Fury vuelve a estar en boga justo ahora, no se escapó de la polémica tras el descubrimientos de mensajes transfóbicos y sexistas en el canal oficial Discord del juego junto con bromas sobre guerreros de «justicia social» e «izquierdistas». Esta situación obligó a 3D Realms y Voidpoint a emitir una declaración disculpándose por lo sucedido.

Dijeron que implementaría una «política de tolerancia cero» para dicho lenguaje, que implementaría capacitación obligatoria sobre sensibilidad y donaría 10.000 dólares a Trevor Project, una organización que promueve la prevención del suicidio para los jóvenes LGBTQ.


La decisión de Voidpoint

Pese a que los desarrolladores prometieron eliminar todos los comentarios despectivos del foro, el escándalo siguió creciendo como llama descontrolada cuando finalmente decidieron que no lo harían.

« No censuraremos absolutamente a Ion Fury ni a ninguno de nuestros otros juegos, ahora o en el futuro, incluyendo, entre otros, la eliminación de gags como el lavado facial más controvertido de los juegos.

No apoyamos la censura de obras creativas de ningún tipo y lamentamos nuestra decisión inicial de alterar el juego en lugar de confiar en nuestros instintos».

Parece que la  controversia de Ion Fury está lejos de terminar. Por otro lado, aún no se sabe si si las otras promesas (capacitación de sensibilidad y donación) se cumplirán.