Cine & TV

¿Cuál es la conexión que existe entre «Mindhunter» y «El Exorcista»?

La segunda temporada de Mindhunter continúa demostrando su excelencia en la representación de algunos de los asesinos seriales mas conocidos de la historia. Dentro de este grupo se encuentra David Berkowitz, el hijo de Sam Killer, quien asesinó a seis personas e hirió a muchos más debido a que se encontraba poseído por el demonio del perro de su vecino, como si se tratara de un caso para un exorcista.

Si bien Berkowitz eventualmente confesó que su historia sobre demonios ordenandole estos asesinatos no era más que puras mentiras, la interpretación hecha por el actor Oliver Cooper implica que esta historia pudo haberse inspirado en nada menos que en El Exorcista.

En el segundo capítulo de la serie vimos que Berkowitz le dice a los agentes Ford y Tench (Jonathan Groff y Holt McCallany) que él estaba siendo controlado por un demonio de 3000 años y que El Exorcista es una historia real. Más allá de este comentario, existe un crimen real que está conectado con el clásico del cine.

Paul Bateson fue un técnico radiólogo de Nueva York, responsable del asesinato del reportero Addison Verrill en 1979. Este caso será explorado durante la temporada, pero lo curioso es que el verdadero Paul Bateson apareció en la película El Exorcista, interpretando a un asistente radiólogo que ayuda a realizar un angiograma inquietantemente realista, considerado por algunos como una de las escenas más inquietantes del clásico de terror de 1973.

Seis años después del estreno, Verrill fue encontrado muerto en su apartamento. Bateson se comunicó con el reportero Arthur Bell, a quien le admitió haber golpeado al hombre por la cabeza antes de apuñalarlo debido a que creía que Verrill «no había sido recíproco en el sexo ni en el alma» de su relación.

A Bateson también se le atribuye el caso sin resolver de los asesinatos de bolsa de Nueva York, aquellos que tuvieron lugar entre 1975 y 1977 en los que los restos desmembrados de seis hombres fueron encontrados flotando en bolsas de basura en el río Hudson.

Tanto en la serie como en la vida real Paul afirmó que era inocente de todo lo que se le acusaba, pero no hay duda en que su entrevista en Mindhunter es perturbadora.

Con información de EW.