Cine & TV

La verdadera historia detrás de Charles Manson y sus crímenes

¿Qué tienen en común Once Upon a Time in Hollywood y la segunda temporada de Mindhunter, además de la época en la que se desarrolla? El nombre de Charles Manson, aquel que se convirtió en un personaje infame el 9 de agosto de 1969 pero que con estos estrenos ha vuelto a estar en bocas de todos.

El hombre conocido como Charles Manson fue traído al mundo como el «Maddox sin nombre», el resultado de la poca voluntad o capacidad de su madre Kathleen Maddox de ponerle un nombre a su hijo cuando dio a luz a los 16 años de edad. Eventualmente al niño le dieron el nombre de Charles Milles.

Kathleen Maddox era una alcohólica y una prostituta, por lo que se desconoce si Charles llegó a conocer a su padre. El problema de su madre con la bebida y su inclinación por el crimen fueron la causa del divorcio de los padres de Manson, cuando él tenía 3 años de edad. A los 5 años de edad tuvo que vivir con una tía debido a que su madre fue arrestada por robo, por lo que fue sentenciada a cinco años de prisión.

Tras haber salido bajo libertad condicional, Kathleen no podía controlar a su hijo, quien para ese momento ya era conocido por robar tanto en su caso como en negocios locales. A Charles lo enviaron a una escuela católica, para tratar de cambiar esos hábitos pero eventualmente volvería a las calles para rober y así mantenerse.

En 1952 los crímenes de Manson subieron de nivel y se transformaron en violentos. Fue acusado de violar a un niño a punta de cuchillo y eventualmente enviado a una escuela de reforma de máxima seguridad en Ohio. Pudo salir por buen comportamiento, y ahí conoció a una camarera de un hospital llamada Rosalie Willis, con quien se casó y se mudó a Los Angeles en un auto que había robado.

Manson fue acusado de robar el vehículo y transportarlo a través de las fronteras estatales y después de una serie de violaciones de libertad condicional fue enviado a la prisión de la Isla Terminal en San Pedro, California, para cumplir tres años. Willis dio a luz a Charles Manson, Jr., pero pronto se mudó con otro hombre y solicitó el divorcio de Manson.

Durante la década de los 60 los problemas con ley no se detuvieron y fue procesado por crímenes fuera de frontera y fraudes fiscales. Para 1968, Manson declaró que una guerra racial pronto estallaría, provocando el apocalipsis, y que Manson y sus seguidores (la Familia Manson, como se conocieron luego) serían los únicos que quedarían en pie. Se obsesionó con The Beatles, a quienes creía que hablaban en código sobre esta presunta guerra.

El asesinato de Sharon Tate

En la noche del 8 agosto de 1969, cuatro seguidores de Manson bajo sus órdenes, asesinaron a la actriz Sharon Tate (con ocho meses de embarazo al momento del hecho), a Jay Sebring, Abigail Folger y Voytek Frykowski (amigos de Sharon todos). También le dispararon a Steve Parent, un joven visitando a un conocido en la casa de huéspedes de Tate esa noche.

Evidentemente este fue su crimen más conocido y sonado debido a que se trataba de la esposa del director de cine Roman Polanski.

El grupo fue apuñalado varias veces y, la palabra «cerdo» estaba escrita en una pared con la sangre de Tate. La noche siguiente, el ejecutivo de la tienda de comestibles Leno LaBianca y su esposa, Rosemary, fueron asesinados. Durante este asesinato, el mismo Manson estuvo presente, yendo a la casa de LaBianca para atar a la pareja.

Este asesinato, comparado con las noches previas fue mucho más violento y coordinado, debido a que los seguidores de Manson usaron cualquier tipo de armas para asesinar a sus víctimas, marcando la palabra «guerra» en el abdomen de Leno LaBianca.


Este año se cumplieron 50 años de este lamentable hecho, pero lo que resulta sorpresivo es ver cómo el legado de Manson en el mundo ha perdurado en el tiempo, bien sea por las noticias que vemos actualmente o porque la cultura pop sigue manteniendo vivo su recuerdo.

Con información de Collider.