Youtube

¿Realmente estaba desaparecida Marina Joyce?

Apenas tres años han pasado de que se hizo viral el hashtag #SaveMarinaJoyce. En ese entonces, Marina tenía 19 años y sus fanáticos entraron en pánico al ver un tutorial de maquillaje en el que ella se veía bastante extraña y alterada.

También se hablaba de que era víctima de abuso o padecía una adicción a las drogas. La youtuber se veía estresada e intentaba enviar pistas con los ojos.

YouTube se llenó rápidamente de videos referentes a la vlogger británica. «¿Qué pasó con Marina Joyce?» o «La verdad de Marina Joyce» eran videos muy visitados por el furor de aquellos días. Además, sus suscriptores creían que estaba secuestrada.

Y creyeron esto cuando, dos días después, subió el video Ideas de atuendos para citas, y escucharon a Joyce susurrar «ayúdame». Las teorías conspirativas estaban por doquier y ya el resto es cultura pop, deberías saberlo.


Marina lo hizo otra vez

Desde que pasó al olvido #SaveMarinaJoyce, alrededor de la vlogger se creó un aura misteriosa. Y es que lo volvió a hacer; nació el #FindMarinaJoyce.

El 7 de agosto, Marina fue reportada como desaparecida. La policía de Haringey de Londres acudió a Twitter (en una publicación ahora eliminada) para pedir ayuda:  «¿Puedes ayudar a encontrar a Marina Joyce, de 22 años, desaparecida de #Haringey? Vista por última vez el 31 de julio y reportada desaparecida a la policía el 7 de agosto».

Por su parte, la organización benéfica británica Missing People también expresó su apoyo a Joyce:

«Estamos aquí para ti siempre que estés lista; podemos escucharte, hablarte sobre la ayuda que necesitas, pasar un mensaje para ti y ayudarte a estar a salvo».

«Sana y salva»

Todos se preguntaban por el paradero de Marina, y su novio Brandon Mehmed, fue señalado como sospechoso tras pedir en un tuit que no se preocuparan por la youtuber. En vista de la situación saltó a Twitter e Instagram para desacreditar las acusaciones:

«Marina quiere hacer un video pronto explicando todo esto porque se convirtió en demasiado, ya que todos piensan que soy sospechoso.  Lo siento tanto por todos que confundí, solo pude decir lo que sabía anoche.

Sabía que estaba a salvo porque hablé con ella las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y no estaba reteniendo ninguna información, este no ha sido un momento fácil para Marina y espero que puedan respetar su privacidad durante el siguiente día -o dos- hasta que ella lance un video para explicar todo.

Solo sé que no importa lo que diga, se volverá contra mí y eso está completamente bien porque sé que soy una buena persona y solo tengo buenas intenciones (especialmente para Marina)».

¿Será que Marina Joyce está pasando días de depresión como en el pasado? Solo lo sabremos cuando se anime a contar la verdad. Mientras tanto, podemos decir que no estaba desaparecida y quiso tomarse un descanso de la Internet.