Youtube

¿Quién es Brooke Houts y por qué está bajo investigación policial?

A principios de esta semana, la youtuber Brooke Houts subió lo que parecía ser un video irrelevante que al final, terminó siendo algo deplorable. Antes de hablar del audiovisual, te contamos que la creadora de contenido es conocida por hablar de su vida vegana, el físico, muestra su lado optimista, pero también se deja ver con su enorme Doberman Pinscher, Sphinx.

Este mes, ella subió videos como ¡Mi rutina matutina REAL con mi cachorro doberman!, ¡Las cosas favoritas de mi cachorro doberman y mías para hacer juntos!; y Un video muy honesto con mi doberman. Todo bien hasta aquí, pues…¿quién no quiere compartir la vida con su mascota?

Sin embargo, el último y polémico audiovisual fue ¡Una broma de plástico en mi doberman!, video que posteriormente borró de su canal al darse cuenta de que subió el material sin editar.

Houts había planeado una broma inocente, aunque poco imaginativa: envolver su puerta con un material plástico, caminar con Sphinx hacia ella y verlo tropezar con lo que claramente no podía ver. A continuación, esta fue la «jugada inocente» de Brooke:

«Hey, ¿qué tal a todos? ¡Es tu chica Brooke! ¡Para este video quería bromear con mi perro!». Fue una introducción alegre que se fue esfumando a medida que corría el tiempo.

Claramente todo deja de parecer que es un juego y entonces Sphinx empieza a sufrir malos tratos por parte de la youtuber. Ella siguió como si nada y volvió a entrar en su personaje; sonrío a la cámara, se despidió y sacó al doberman del cuadro para seguir reprochándole cosas.

Las disculpas

Por supuesto que las redes sociales hicieron viral el video de Brooke, y pedían a YouTube que cerrara su canal y actuara en contra de la creadora de contenido, Pero ella (después de pensarlo mucho) decidió dejar las disculpas en su cuenta de Twitter.

Brooke Houts se excusó diciendo que la actitud que tomó ese día (en el video) se debía a la dura semana que había tenido. Asimismo, destacó que no iba a jugar el «papel de víctima», pero sí dijo que estaba muy frustrada en el momento y recordó que la chica alegre y espontánea que todos ven en sus videos es la Brooke «real».

También se disculpó con «cualquier persona que haya sido afectada negativamente por el metraje». Y de nuevo justificó su conducta con el  de que su perro pesa 75 libras  y «cuando él está saltando en mi cara con la boca abierta, yo, como padre de un perro, tengo que demostrarle que este comportamiento es inaceptable».

Según ella, no es una maltratadora animal, «»pero quiero hacer saber que, independientemente de lo que haga mi perro, no debería haber actuado de esa manera hacia él». Al final de todo, nada se sintió como una disculpa y los internautas solo siguieron dejándola en el ojo del huracán.

Medidas

La controversia estalló rápidamente en el mundo en línea y en la vida real. Grupos de derechos de los animales condenaron el video; La vicepresidenta senior de PETA, Lisa Lange, le dijo a The Daily Beast que la organización estaba instando a YouTube a tomar medidas contra Houts.

Los usuarios en las redes también hicieron su parte y recurrieron a la ley. Ayer, el Departamento de Policía de Los Ángeles abrió una investigación sobre Brooke; el oficial Jeff Lee aseguró que «La Task Force contra la Crueldad Animal de LAPD ahora está supervisando eso e intentando determinar si se cometió un delito o no».