Boom!

La teoría conspirativa de Paul McCartney y la portada de «Abbey Road»

Durante los últimos 50 años un rumor ha tenido la suficiente fuerza y longevidad, a tal punto que hoy en día es una teoría conspirtiva que suele resurgir en fechas importantes para Paul McCartney o Los Beatles, como esta semana en la que se cumplen 50 años de que fuera tomada la mítica foto de la portada del disco Abbey Road.

La revista Life en su momento se refirió a este rumor en su título: «Paul sigue con nosotros», en una portada con el música en 1969, tirando por la borda la idea de que el lider de la banda de Liverpool había muerto en un accidente de tránsito. El propio McCartney hizo referencia al mito sobre su muerte en su disco de 1993, Paul is Live. También  hubo una parodia de Abbey Road, la cual alimentó aún más la idea de los conspiradores de que Paul había sido reemplazado por un impostor.

Cuenta la leyenda que los otros Beatles ocultaron su muerte y contrataron a alguien que se parecía a él, cantaba como él y tenía la misma personalidad jovial. Pero eventualmente la culpa llegaría y comenzarón a dejar pistas ocultas en sus canciones respecto a este tema.En el tema Taxman, George Harrison le daba «un consejo a aquellos que murieron», es decir, Paul.

El disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band está repleto de este tipo de pistas, Los Beatles habían formado una «nueva» banda con un miembro ficticio llamda Billy Shears (supuestamente el reemplazo de Paul). El álbum incluía la canción A Day in the Life, cuya letra rezaba:

«Se fue su mente en un carro, Paul está muerte, se le extraña, se le extraña».

Esto solo se puede identificar cuando se escucha la canción en reversa.

Y luego está la portada de Abbey Road, en la que John, George y Ringo fingieron y fingieron cruzar la calle como una procesión fúnebre. John vestía todo de blanco, como un clérigo. Ringo, el doliente, vestido de negro. George se puso jeans, como un sepulturero. Paul no llevaba zapatos (no los necesitaba porque estaba muerto) y salió del paso con los demás.

Todo esto nos dice es que hemos podido tener a un impostor como Paul McCartney durante los últimos 50 años, y es posible que realmente nunca sepamos la verdad sobre todo esto.

Con información de TIME.