Música

Raro pero cierto: Metallica salvó a una mujer de un ataque salvaje

A través de los años la música de Metallica se ha utilizado de diferentes formas y distintos escenarios, pero esta es la primera vez que sus rolas sirvieron como un mecanismo de defensa personal. Nadie pensaría que una simple canción podría salvarte de un inminente ataque animal. No obstante, Dee Gallant sí vivió para contarlo.

La residente de Vancouver, Canadá, habló con Kelowna Now sobre el increíble hecho que jamás podrá olvidar. De entrada te decimos que esta historia es extraña e impensable, pero cierta. Dee contó que mientras salía a caminar con su husky, notó que un puma la acechaba en el camino por un camino habitual.

Como se ve en la imagen, Gallant mantuvo al puma siempre en la mira y nunca dejó de verlo, haciéndole saber así que estaba al tanto de su presencia. La mujer intentó asustar al animal con su propia voz (es lo que recomiendan) pero no funcionó. Entonces se le ocurrió otra idea.

Metallica como salvavidas

Decidió probar algo un poco más alto, así que buscó en la biblioteca musical de su teléfono y le dio play a Don’t Tread on Me de Metallica. Los sonidos amenazadores de los veteranos de thrash metal hicieron la magia, y enviaron al puma lejos de la vista de Dee y su preciado Husky.

«Miré a la derecha y allí estaba, no pude distinguir al principio y pensé ‘oh, ese es un color extraño, no es un árbol. Estaba agachado, haciendo ese tipo de merodeo, paseo de depredadores que hacen, eso fue cuando agité mis brazos y grité ‘¡oye, para!’ y lo hizo», recordó su atemorizante encuentro.

Gallant dijo que el animal inicialmente se congeló al darse cuenta de que había sido visto, luego se dio cuenta de que el puma comenzó a avanzar lentamente hacia ella. Fue entonces cuando fue a sus reservas de música de Metallica.

«Pensé que era lo más ruidoso en mi teléfono que probablemente lo asustaría, ese era también el mensaje que quería transmitir al puma», bromeó.

Asimismo, dijo que «tan pronto como sonaron las primeras notas, se largó hacia los arbustos. Después de eso, estaba un poco más asustada porque ya no podía verlo y una vez que se agotó me di cuenta de que era mucho más grande de lo que pensaba, unos tres metros de largo desde la nariz hasta la cola».

Dee no pudo terminar su historia sin antes dar el crédito a la icónica banda:  «Me encantaría contactarlos algún día y decirle a James Hetfield que me salvó la vida».

Fuente: Kelowna Now