Cine & TV

¿Cómo «GOT» logró 32 nominaciones al Emmy con su «peor temporada»?

Game of Thrones logró 32 nominaciones para la próxima edición de los Premios Emmy, a pesar de que la octava temporada ha sido catalogada como la peor de todas. Era de esperarse que la serie lograra un buen número de candidaturas, pero lo que al final ocurrió es increíble, teniendo en cuenta que la temporada estuvo marcada por las críticas que recibió.

Entonces viene a lugar la pregunta ¿Cómo es que la serie estrella de HBO logró salir tan bien librada en las nominaciones, si en teoría esta había sido «la peor temporada?


Familiaridad y tradición

Uno de los factores que caracteriza a la Academia de las Artes y Ciencias de la Televisión es la tradición y familiaridad con ciertos espacios a la hora de entregar los reconocimientos. En esta década, solo tres series han ganado el Emmy como Mejor Serie de Comedia: Modern Family lo hizo por 5 años seguidos, luego Veep ganó tres veces seguidas y The Marvelous Mrs Maisel logró alzarse con el premio el año pasado.

La historia se repita en la carrera por Mejor Serie de Drama: Mad Men ganó cuatro años seguidos (2008-2011), Breaking Bad ganó por sus dos últimas temporadas y la propia GOT ha ganado los últimos tres años en el que estuvo elegible.

Esto muestra de que a los Emmys les gusta premiar a las series que ya conoce y que han sido premiadas en el pasado en alguna categoría.


Su historial de nominaciones y premios

Previo a las nominaciones de este año, GOT ya tenía el récord del mayor número de nominaciones para una serie de drama (161), mayor número de premios ganados por una serie de drama (41) y el mayor número de premios ganados en un año (12 en 2015 y 2016).

Estos son factores que hay que considerar para esta temporada, debido a que esta es la última oportunidad que los Emmy tendrán para premiar a Game of Thrones, por lo que no iba a importar que tan buena o mala resultara la temporada, los votantes iban a votar por la serie de igual forma.


La última oportunidad

Precisamente por ser esta la última temporada de la serie, los votantes vieron que esta también sería la última oportunidad de reconocer el trabajo de figuras que no habían sido reconocido en oportunidades anteriores y que obtuvieron buenas críticas por ello.

Esto explica el hecho de que Emilia Clarke y Kit Harington lograron finalmente competir como actores principales y no de reparto, o Gwendoline Christie, Alfie Allen y Sophie Turner como actores de reparto.

Por otra parte, a pesar de que los guiones de esta temporada dejaron mucho que desear, fue precisamente en esta temporada donde vimos los mejores resultados de su producción, desde la dirección, los efectos visuales, fotografía, entre otros.


La «poca competencia»

Ahora está la decisión (inteligente o no, según cómo sea vea) que tomaron varias cadenas y servicios en estrenar las nuevas temporadas de competidoras fuertes en años anteriores como The Handmaid’s Tale, The Crown o Stranger Things luego del período de elegibilidad, para así evitar competir directamente con GOT y ver cómo se llevaba todos los reconocimientos.

De las nominadas del año pasado, solo This Is Us y Game of Thrones volvieron a ser elegibles para la ceremonia de este año, por lo que el camino de GOT quedó prácticamente libre en la carrera por los Emmys.

Sin embargo, no se puede dar nada por sentado porque siempre habrá lugar para las sorpresas. De hecho, se puede dar el escenario en el que algunos votantes coincidan con los fanáticos en que esta fue la peor temporada y al final no se lleve el premi.

Con información de ScreenRant.