Cine & TV

6 tips de Ari Aster que deberás seguir si quieres ser un cineasta exitoso

Hereditary (2018) dejó a muchas personas encantadas, fue una de esas películas que te vuela la mente, y el cerebro detrás del filme fue Ari Aster. La película el valió el reconocimiento al hombre del popular corto The Strange Thing About the Johnsonspero ahora Aster es la sensación del momento gracias a Midsommar (2019).

Midsommar es otro hit de Ari, que se estrenó a mediados de junio, y que tiene a los espectadores envueltos en una telaraña de horror y confusión. De hecho, Aster respondió en un AMA de Reddit varias preguntas sobre cómo hizo la película, su inspiración cinematográfica y hasta le preguntaron si estaba bien de la cabeza… Así de retorcida es su nueva película.

En el cuestionario, u/IndianaAnklebones le preguntó sobre sus guiones y cómo practicó para ello «antes de comenzar a escribir guiones de los que estaba orgulloso», a lo que Aster respondió:

«He estado escribiendo guiones desde que estaba en la secundaria. Incluso asistí a docenas de conferencias de guionistas en mi adolescencia. Probablemente no escribí nada que ahora consideraría «digno» hasta la mitad de mi último año de universidad, aunque hay ideas / escenas / imágenes en los primeros guiones que podrían tener algo».

Ahora bien, en su AMA hay preguntas-respuestas interesantes que puedes checar en cualquier momento. Por otro lado, aquí hay seis tips importantes que vale la pena seguir, si eres amante del cine y quieres tener éxito como cineasta.

 


6 tips de Ari Aster

1. El storyboard es la clave

Para él, hacer guiones gráficos completos es una parte clave del proceso de creación de películas; es algo que se debe hacer temprano. Por ejemplo, el año pasado le dijo a Collider que siempre hace un guión gráfico para cada filme y luego repasa todo con varios jefes de departamento para garantizar que todos estén de acuerdo.

«(…) Quiero llevarlos a través de mi lista de tomas antes de hablarles para que todos tengamos la misma película en nuestra cabeza. Y de esa manera, cuando comenzamos un diálogo, el diálogo es sobre la misma película. No estamos trabajando hacia dos estéticas diferentes».

2. Abrazar el género

Aster está a favor de la creación de contenido de género (en su caso, el terror). Para él, es la forma en que las audiencias integradas para el contenido pueden mutar en premisas difíciles de comercializar, como es el caso de Hereditary y la sombría exploración del trauma familiar.

«Me encanta el género de terror porque le permite al narrador tomar una historia más intransigente y sombría, y empujarla a través de este filtro que hace que las cosas que normalmente serían un elemento disuasorio para una audiencia, como:  «oh, es desesperado o es fatalista, o es nihilista y de repente esas cosas se convierten en virtudes en este otro espacio».

Creo que les permite a los cineastas contar historias que de otra manera serían demasiado duras para una audiencia y que de alguna manera aún podrían llamarlo comercial», dijo en Kinowetter.

3. Su opinión de la cobertura

La cobertura es una técnica de filmación típica en la que se graban varias tomas de la misma escena desde varios ángulos, que generalmente incluyen una amplia «foto maestra». Aster generalmente no es un fanático de este enfoque:

«Quiero asegurarme de que tengo todo lo que necesito en la cámara el día, así que hago muchas tomas largas, y hay muchas escenas que hago en una toma maestra ininterrumpido (…) Cuando haces cobertura, no estás seguro de cómo se van a juntar las cosas o cómo se reproducirán, pero cuando filma una escena completa en una toma prolongada e ininterrumpida, ves lo que tienes en el set: los ves en el monitor y sabesa si lo tienes o no», comentó a Filmmaker.

4. Nunca hagas la película en tu cabeza

Si bien hacer una película nace con esa idea mágica e incesante que resuena en tu cabeza y se convierte en tu visión dorada, es un proceso que necesariamente implica muchos compromisos dolorosos, como toparte con la realidad. Es como si estuvieses afrontando un duelo, de acuerdo a Aster.

«Hacer películas, para mí, es como este proceso de duelo horriblemente prolongado de tener que hacer concesiones. A veces son pequeñas, a veces son enormes. En las tomas, estás compitiendo, al igual que si te quedas atascado en una, estarás comprometiendo todas las otras tomas que podrías hacer ese día».

Ari le explicó a Vulture que, en síntesis, es una montaña rusa de emociones. Mientras haces una película sentirás que en un momento todo va bien, pero luego crees que te hundes en el fracaso. No obstante, el cineasta aseguró que se trata de la supervivencia, pues «vas de esta situación de ensueño a esta situación de supervivencia de pesadilla. Y tienes que encontrar alguna manera de mediar entre los dos».

5. La edición

En una sesión de preguntas y respuestas sobre el Hereditary,  Aster explicó su experiencia en la edición de la película, y dio un consejo excelente sobre este proceso: «La película te dice lo que quiere en la edición y, o escuchas eso o no, es a tu propio riesgo».

Comentó que la película le hizo tomarse un tiempo para pensar sobre las tomas, saber qué dejar y que rechazar «(…) Y todo lo que perdimos estuvo en última instancia al servicio del desarrollo del carácter. Todo lo del horror está ahí, nada de eso se fue porque era esencial para la historia».

6. En la búsqueda del estilo

Ari Aster ha recibido elogios por su estilo distintivo y su sensibilidad narrativa, que combina tropos familiares con elecciones narrativas audaces, pero no nació así. Como le dijo a The Arizona Republic en una entrevista, comenzó a buscar su horizonte:

«Mientras haces películas cortas y aprendes a hacerlo, estafas a todos, haces un trabajo extremadamente derivado y encuentras lo que funciona para ti y lo que no. Después de un tiempo, te olvidas de a quién estás copiando y encuentras tu propio estilo, que termina siendo el monstruo de Frankenstein de todas las cosas que amabas al crecer y de todas las cosas con las que te conectaste».

Con información de Film School Rejects