Cine & TV

Las posibles historias de la quinta temporada de «Black Mirror»

A lo largo de su recorrido, Black Mirror nos ha demostrado que el futuro puede resultar un lugar oscuro si no tomamos las decisiones correctas en el presente, prueba de ello son las historias que veremos en la quinta temporada de esta serie antológica.

Estos nuevos episodios estarán protagonizados por Miley Cyrus, Andrew Scott y Anthony Mackie, y tras repetir el tráiler una y otra vez en el que analizamos algunos detalles, hemos querido presentarles nuestras predicciones sobre las posibles historias que se desarrollarían en esta temporada.

¿Y si los teléfonos, pero en exceso?

El episodio protagonizado por Andrew Scott, en el que interpreta a un hombre que ha llegado a niveles preocupantes de estrés causado por la necesidad de estar conectado y comunicado: teléfonos sonando, alertas de mensajes, etc.

En el tráiler vemos como saca una pistola y apunta a la policía que ha rodeado su carro, hace click en un aplicación llamada Smithereen, en la que se ve en la pantalla que solo se usa en casos de emergencia.

Los fanáticos sabrán que Smithereen apareció en Bandersnatch, en un televisor que estaba transmitiendo un noticiario que decía: «Committee Grills Smithereen CEO Billy Bauer Over Russian Bots.»

Las dudas que hay sobre este episodio están directamente relacionadas a esa aplicación ¿para qué se usa? ¿por qué está solo para «casos de emergencia»?


No confíes en Alexa

Una adolescente solitaria dice: «No tengo amigos», mientras le habla a una muñeca que habla, quien le ofrece palabras de aliento y de empoderamiento. Pero ¿se puede confiar en esta alusión clara de Alexa/Siri?, una voz afirma que la muñeca es veneno.

En este episodio pudiéramos ver a una Miley siendo un avatar virtual de la chica adolescente, quien está disfrutando de la vida de sus sueños. ¿Acaso es también la maestra de kung-fu a quien derrota en el juego?

De ser así, parece que veremos nuevamente a una Miley recordando sus años de locura y rebeldía.


Esposo aburrido

El ADN de Black Mirror contiene una línea fuerte de la historia tradicional de la moralidad, en la que aquellos que se desvían del camino virtuoso obtienen su merecido

Anthony Mackie interpreta a un esposo, a quien se le recuerda una voz fuera de la pantalla (¿su esposa?) que «la vida familiar es aburrida». Su amigo ojea imágenes en su teléfono de una mujer que parece estar ofreciendo algo más que barbacoas en el patio, mientras que Mackie le dice que lo esconda, porque su esposa viene.

Creemos que habrá una solución tecnológica a todo el problema que se presenta, pero esta no saldrá del todo bien, lo que traerá consigo el colapso de su vida y ya será muy tarde cuando se de cuenta de que siempre tuvo lo que quiso.