Boom!Cine & TV

«Canción del Sur»: la película que Disney borró de su historia

Disney+ promete ser un evento a nivel mundial, reservando todos (o casi todos) los títulos de Disney y varios proyectos nuevos para su plataforma, ¿pero por qué casi todos? Pues, porque ya se confirmó que hay un título que Disney no incluirá en sus filas, ni siquiera por lo que representa Disney+, ni porque en varias ocasiones ha encabezado la lista de los films más solicitados en Amazon.

¿Una película fantasma de Disney? Quizá ese sea el título más adecuado para Canción del Sur, estrenada en 1946, y galardonada con un par de premios de la Academia (para mejor canción por Zip-a-Dee-Doo-dah, y para Mejor Actor por la participación de James Baskett).

Sin embargo, ni los Oscar lograron la permanencia de esta película que Disney ha querido sepultar en su historia por tratarse de uno de los films más racistas del cine según varias reseñas que destacaron incluso en aquella época.


Las historias del tío Remus 

Song of the South en inglés es una adaptación muy libre de un libro escrito por el célebre autor americano Joel Chandler Harris y titulado Las historias del tío Remus. En él narra en forma de fábulas las crudas experiencias de los esclavos en las plantaciones sureñas, y lo que hacían para sobrellevarlo de la mejor forma posible, ya que era la mejor manera de sobrevivir.

En la cultura afroamericana, la obra de Harris es muy importante, y sus fabulas representan las penurias y la lucha por la supervivencia que tuvieron que padecer las personas de raza negra antes del movimiento por los derechos civiles.


Pésima adaptación

Poniendo en contexto la temática de la obra, es lógico pensar que Disney le daría un enfoque muy diferente, mucho más considerando que los derechos del libro fueron adquiridos en 1939.

Con el inicio de la II Guerra Mundial, la compañía puso el proyecto en pausa, y no fue hasta 1946 cuando vio la luz. Sin embargo, ya en ese entonces fue duramente criticado por los reporteros más progresistas, al tachar la película de poseer un sinfín de clichés racistas.

Más adelante los estudiosos de la obra de Harris acusaron a Disney de mostrar absolutamente lo contrario que el escritor quiso trasmitir en su obra, edulcorando el significado de las fábulas, y tergiversando al personaje principal, suavizando su carácter y restándole personalidad.

Además de banalizar lo que narraban las historias, haciéndolo parecer alegres aventuras, cuando se trataba de una poderosa crítica social.


La respuesta de Disney

¿Puede asegurarse que Walt Disney quiso hacer una película racista? Lo más probable es que sólo quisiera hacer una película familiar, y que el contexto fuera consecuente con la insensibilidad racial que imperaba en la época. No había forma de que Disney supiera todo lo que vendría después.

Pero aún así, la película no resistió la lucha por los derechos civiles, y hoy en día no podría sobrevivir, por lo que la compañía decidió retirarla totalmente del mercado, y no relanzarla en ningún tipo de formato.