Cine & TV

¿Qué pensó Jaime Lannister al reencontrarse con Bran Stark?

El primer capítulo de la esperada temporada final de Game of Thrones fue un episodio de  reencuentros icónicos que habíamos estado esperando durante bastante tiempo.

¿Cómo no conmoverse con ese abrazo de Arya y Jon? ¿O con la breve pero significativa demostración de afecto entre Yara y Theon? Sin mencionar lo mucho que extrañábamos ver la química amistosa de Sam y Jon en pantalla, y ese sutil pero ardiente coqueteo de Arya con Gendry que nunca vimos venir (¿O sí?).

Sin embargo, también hubo un reencuentro que si bien no estaba exactamente en la lista de los más esperados, sí fue el que generó las mayores reacciones y memes que dinamitaron Internet, y seguro ya sabes a cuál nos referimos:

Si no vives debajo de una piedra, probablemente ya viste en alguna de tus redes sociales a Jaime Lannister con una expresión bastante atormentada, junto a un Bran con la cara de pocker a la que ya nos tiene acostumbrados. Esta secuencia ha generado una infinidad de chistes, y es totalmente entendible el porqué.

Pero, por más divertido que nos parezca, es una situación bastante delicada para nuestro querido Jaime Lannister, cuyo personaje se ha convertido en un hombre totalmente diferente al que lanzó a Bran desde una torre en la primera temporada.

Imposible que no nos cause algo de curiosidad lo que debió pensar el guapísimo rubio que llegó al norte con todas las intenciones de redimirse, y lo primero que se encuentra es el recordatorio viviente de uno de sus más grandes errores.


¿Cómo lo vivió el propio Jamie Lannister?

Nikolaj Coster Waldau, encargado de darle vida al mellizo de Cersei, arrojó algo de luz sobre lo que pasó por la cabeza de Jaime Lannister al momento del reencuentro, en una entrevista para Entertainment Weekly:

«Lo primero de todo es que no creo que las sillas de ruedas sean algo habitual en Westeros, así que creo que pensó algo así como: ¡¿Qué demonios?! Y luego ya: Oh, Dios mío, ese es el chico. Creo que sabe que Bran no murió, pero no esperaba encontrárselo.»

El actor también agregó que la reacción de Jaime es totalmente entendible, ya que al entrar en Winterfell pasa de «Sé que mi hermano Tyrion está allí y voy a librar la batalla de los buenos» a «Este es el Señor de que intenté matar y estoy seguro de que busca venganza».

Y al ver el avance del segundo capítulo de la temporada, queda muy claro que Jaime tuvo toda la razón en sentirse abrumado, e incluso, un poco asustado.

Ahora no sólo tendrá que enfrentarse a la venganza de Bran, sino a la ira de Daenerys, hija del rey que él asesinó. Y pensándolo objetivamente, quizá debe tenerle más miedo a la Khaleesi y a sus dragones, que al Cuervo de los tres ojos.