Cine & TV

La ciencia detrás de por qué amas ver los mismos programas una y otra vez

programas

No importa cuántas veces vuelvas a ver The Office, Friends o cualquiera de los programas que has tenido en bucle durante años, porque eso no va a traerlos de vuelta por arte de magia. 

Sin embargo, no podemos negar que hay algo en la nostalgia de volver a ver nuestros programas favoritos que es mucho más satisfactorio que comenzar algo en nuestra interminable lista de nuevas recomendaciones de Netflix, y eso no va a cambiar en ningún momento.

programas favoritos

Probablemente veremos cualquier programa que nos tranquiliza por la presencia de voces familiares, caras familiares y una historia que conocemos de memoria. Pero lo cierto es que hay una satisfacción mucho más suave y reconfortante al ver un programa que has visto antes y poder captar los detalles que te perdiste la primera vez.

Inclusive, es posible desarrollar  una nueva perspectiva sobre un personaje que solías odiar, después de procesar la historia una vez más. Y ahora la ciencia tiene una explicación para todo ello, incluyendo el porqué somos capaces de ver un show una y otra vez.


¿Qué sucede exactamente en nuestro cerebro?

Según un estudio publicado por la Universidad de Chicago, existen varias razones por las cuales nos sentimos tan cómodos al volver a ver nuestros programas favoritos con tanta frecuencia, y la razón principal es, simplemente, que nos gustan.

Exponer nuestras mentes al mismo contenido repetidamente hace que sea más fácil para nuestros cerebros procesar lo que está sucediendo dentro de la serie, y eventualmente resulta en casi ningún esfuerzo mental necesario para que realmente lo disfrutemos.

programas favoritos

También hay una especie de sentimentalismo y nostalgia adjunta a nuestros programas favoritos, especialmente en función de cuándo los vimos por primera vez y de lo que sucedía en nuestras vidas durante ese tiempo.

«La nostalgia puede prestarnos un contexto, perspectiva y dirección muy necesarios, recordándonos y tranquilizándonos de que nuestra vida no es tan banal como puede parecer», dijo el psicólogo Neel Burton, autor de Heaven and Hell: The Psychology of the Emotions.

Entonces, claro, tal vez sea aburrido ver el mismo programa en bucle. Pero puedes apostar que siempre tendrás una sonrisa en tu cara cuando escuches esa melodía familiar o cualquier otra referencia.