Cine & TV

Estas estrellas de Disney se odiaron mientras trabajaron juntas

Cuando éramos jovenes y veíamos Disney Channel, realmente creíamos que todas sus estrellas eran como una verdadera familia que nos hacían compañía a lo largo del día, pero la realidad era totalmente distinta cuando las cámaras dejaban de grabar.

Siempre escuchamos sobre las rivalidades entre Miley Cyrus, Selena Gomez y Demi Lovato, pero hubo otras que quizás no tuvieron tanta resonancia y que hoy quisimos recordar.


Zendaya y Demi Lovato

Durante un episodio de A Todo Ritmo (serie que protagonizaba Zendaya) hubo un chiste relacionado con la anorexia y los desórdenes alimenticios que no le cayó nada bien a Demi Lovato, quien publicó una serie de tweets en la que cuestionaba a los escritores de la serie, así como a la propia Zen.

Vale la pena destacar que ambas trabajaban en Disney cuando ocurrió este impase.


Selena Gomez y Jake T. Austin

En 2013 cuando Los Hechiceros de Waverly Place llegó a su final, Selena ya era una estrella pop internacional, por lo que el final de la serie le cayó como anillo al dedo para poder seguir con proyectos mucho más maduros.

Esto no le cayó bien a Jake, quien criticó el hecho debido a que fue la salida de Selena lo que originó el final de la serie. Sin embargo, tanto Jake como Selena han dejado atrás este conflicto.


Debby Ryan y Skai Jackson

Ambas trabajaron juntas en la serie Jessie, pero en una noche de Twitter Skai afirmó que sufrió bullying por parte de Debby durante las grabaciones de la serie.


Raven Symone y The Cheetah Girls

Raven formó parte de The Cheetah Girls por tres años, hasta que problemas de ego y de ira, confirmados por la propia Raven, hicieron que abandonara el grupo.


Selena Gomez y Miley Cyrus

Nick Jonas fue el responsable de la rivalidad entre ambas, quienes extrapolaron su conflicto en la ficción, cuando Selena tuvo una aparición especial en Hannah Montana en la que era una némesis de Hannah.

Tiempo después Selena afirmó que nunca hubo una rivalidad como tal, y que solo se trataba de dos adolescentes que les gustaba el mismo chico.


Bella Thorne y Zendaya

En la primera temporada de A Todo Ritmo, el ambiente no era el más ameno entre ambas chicas. De hecho, Bella confirmó en una entrevista que la razón por la que relación no fluía entre ellas era por el hecho de que terceras personas querían que se vieran como una competencia.

La buena noticia es que Zendaya y Bella no hicieron caso a esas terceras personas y lograron superar sus diferencias.


Ashley Tisdale y Lucas Grabeel

Nadie se hubiera imaginado que Sharpay y Ryan se odiaban cuando no estaban en personaje, un hecho que fue confirmado por ambos en un video de YouTube en el que admiten que cuando se conocieron y empezaron a trabajar juntos, sencillamente se odiaban.


Miley Cyrus y Emily Osment

Otro caso difícil de creer, a pesar de ser las mejores amigas en la ficción. Miley y Emily no se llevaban para nada bien en la vida real. De hecho, Miley comentó en su autobiografía que nunca hubo un intento de tener una amistad con Emily, porque sencillamente no eran compatibles.


Selena Gomez y Demi Lovato

Se consideraban hermanas de la vida, hasta que Taylor Swift apareció y empezó a juntarse con Selena. Ya en este punto, tanto Demi como Selena han dejado esos problemas en la adolescencia, pero TayTay hizo de las suyas.