Boom!OMG

5 sectas que harían palidecer hasta a la familia Manson

Once Upon a Time en Hollywood será uno de los grandes sucesos del año, al juntar a Brad Pitt y Leonardo Di Caprio, para contar la terrorífica historia del asesinato de Sharon Tate a manos de miembros de la Familia Manson.

Charles Manson fue el líder de esta secta que aterrorizó California a finales de los 60s, y que masacró a la joven y embarazada esposa de Roman Polanski por motivos satánicos. El clan era uno de los más famosos del planeta, aunque está «lejos» de ser la más mortífera.

Aquí te traemos 5 grupos sectarios cuyos miembros harían palidecer hasta a los Manson.


El Templo del Pueblo

El reverendo James Warren Jones produjo el suicidio en masa de más de 900 personas en una selva de Suramérica. El Templo del Pueblo fue formado en los años 50 en la ciudad de Indianapolis, y más tarde se trasladó a California.

Su filosofía se revelaba al capitalismo desenfrenado, y planteaba una utopía socialista, que cuando empezó a levantar sospechas en Estados Unidos, se trasladó a Jonestown, Guyana. Los testimonios de algunos testigos aseguran que los miembros fueron víctimas de alimentación precaria, golpizas y torturas con electricidad.

Cuando el gobierno americano se trasladó a Guyana para investigar lo que sucedía, Warren Jones les disparó y más tarde le ordenó a todos los miembros del Templo del Pueblo quitarse la vida, ingiriendo una bebida que contenía cianuro, sedantes y tranquilizantes.


Heaven’s Gate

Durante la Guerra Fría, la sociedad vivía bajo la amenaza de una guerra nuclear que acabaría con la vida en la tierra. En este contexto Marshall Applewhite, junto a su mujer Bonnie Nettles, se autodenominaron como «los elegidos» por el Libro de la Revelación, y fundaron Heaven’s Gate.

Aseguraban que su secta quería sobrevivir a la invasión alienígena que llegaría con el cometa Hale-Bopp, en la que el planeta sería limpiado y reciclado por extraterrestres. Convencieron a sus 39 miembros de suicidarse con cianuro y arsénico mezclado con vodka, o de asfixiarse con bolsas plásticas, para liberar sus almas, y así podrían llegar a la nave espacial que se encontraba detrás del cometa.

La policía encontró los cuerpos vestidos con camisas negras, pantalones deportivos y zapatos nuevos, cubiertos con un pañuelo purpura. En los bolsillos tenían un billete de 5 dólares y 75 centavos, y en la muñeca un brazalete que decía «las puertas del cielo, equipo visitante».


Aum Shinrikyo

En 1984, Shoko Asahara fundó esta secta japonesa cuyo nombre podría traducirse como «verdad suprema». Mezcla el budismo y el cristianismo con varias teorías de conspiración, y desde 1989 son una organización religiosa oficial.

Los miembros creen que el mundo se acabará con la Tercera Guerra Mundial, y que ellos serán los únicos sobrevivientes. Son conocidos por ser bastante violentos, por realizar ataques terroristas con gas en el metro de Tokio y por secuestrar y asesinar a quienes desprestigien sus creencias.

Una redada policial en las instalaciones de Asahara provocó el descubrimiento de armas químicas que serían capaces de matar más de cuatro millones de personas. También se encontraron laboratorios de metanfetaminas y millones de dólares.

Los líderes de la organización fueron condenados a muerte, pero el grupo no desapareció por completo. Se cambiaron el nombre a Aleph y se cree que siguen operando en la actualidad.


El Movimiento para la Restauración de los 10 Mandamientos

Credonia Mwerinde, una exprostituta de Uganda, aseguró tener una visión de la Virgen María en 1978, y desde ese momento fundó un movimiento católico estricto cuya premisa era asegurar el cumplimiento literal de los 10 mandamientos.

Llegó a contar con 5000 miembros, que sólo podían comer una vez al día, abstenerse sexualmente y hacer votos de silencio. Estaban convencidos de que el Apocalipsis llegaría en el año 2000, y cuando no ocurrió, los creyentes empezaron a rebelarse.

Para contenerlos los líderes aseguraron que el 17 de marzo sería el juicio final, y tras realizar una fiesta en un edificio, lo hicieron explotar. Los miembros que no asistieron a la celebración fueron envenenados o apuñalados posteriormente.


Orden del Templo del Sol

En 1973 Joe DiMambro fundó el Centro para la Preparación de la Nueva Era, que posteriormente se convirtió en la Orden del Templo del Sol.

Luc Jouret, un médico belga, se entusiasmó tanto con la orden que se transformó en su mayor representante y profeta. El Templo del Sol buscaba el Santo Grial, y convencía a sus miembros de que pronto sería la segunda llegada de Cristo.

En 1994 asesinaron a una pareja y a su bebé en Québec, tras asegurar que el pequeño era el anticristo. A este ataque le siguieron otras 70 muertes.