Cine & TV

Los secretos de «Toy Story» que arruinarán nuestra infancia por completo

Toda una generación ha crecido con la historia de nuestros juguetes favoritos, porque Woody, Buzz y el resto del clan han demostrado ser nuestros amigos fieles desde 1995, cuando la primera película de Toy Story fue estrenada, marcando nuestra infancia, adolescencia y ahora la adultez gracias al estreno de Toy Story 4.

Sin embargo, no todo es color de rosa y bonito, porque a pesar de que hemos visto como la saga ha ido añadiendo elementos oscuros a su trama, desde sus inicios esta historia ha tenido ocultos algunos secretos que pueden arruinar tu infancia por completo.

Y como el sufrimiento se hace más llevadero cuando es compartido, hoy queremos compartir precisamente estos secretos para que nos acompañen en nuestro sufrir.


Andy y sus amigos tienen el mismo rostro

En la primera película todos recordamos el caos que se estaba viviendo por la fiesta de cumpleaños de Andy, era todo lo que tenía nuestra atención, pero si nos detenemos a ver la secuencia con detalle, veremos que los amigos de Andy todos tienen el mismo rostro.

Queremos pensar que en aquella época la animación no estaba tan avanzada como para poder diseñar distintos rostros o que el presupuesto no era el mayor y que no hay algún hecho macabro o terrorífico detrás de esto.


Por poco se llama «Eres Un Juguete»

Si bien esta escena es icónica y hasta memes nos ha dado, no nos podemos imaginar un mundo en el que no exista Toy Story y en su lugar este haya sido el nombre para toda la saga.


Los juguetes de Sid están inspirados en juguetes reales

Para una película infantil era bastante oscuro el ver a un pato con torso de hombre, a una cabeza rodante, a un auto con manos y pies o a una cabeza de bebé pero con cuerpo de araña. Podrías pensar que esto era imaginación pura, pero uno de los realizadores de la película afirmó que la inspiración para los juguetes de Sid la obtuvo tras visitar una exposición de juguetes en California.


El papá de Andy no valía la pena

Es un detalle del cual no mucho se habla, pero la ausencia del papá de Andy ha sido constante a lo largo de la historia y cientos de teorías se han hecho alrededor de ello.

Craig Good (supervisor del proyecto) afirmó que la razón por la que el papá de Andy no existe en la trama es porque sencillamente no había una historia para desarrollar, aunado al hecho de que era muy caro crear la animación para él.


Betty y Woody no iban a ser pareja

En los planes que tenían los realizadores, la pareja sentimental de Woody inicialmente iba a ser nada más y nada menos que Barbie, pero ante la negativa de Mattel de ceder los derechos para que al muñeca apareciera en al película, decidieron crear a Betty como la novia de Woody.

Entre esto y lo de Barbie y Ken, no sabemos cuál es la peor.


Toy Story 2 estuvo cerca de desaparecer

Era 1998 y ya habían pasado dos años de arduo trabajo por parte de Pixar para crear Toy Story 2, pero accidentalmente una carpeta que contenía gran parte de la película fue borrada, causando caos y pánico en todo el estudio.

Por suerte Galyn Susman, una de las directoras técnicas de la película, tenía respaldos del trabajo realizado en su computadora personal, siendo la héroe de toda esta historia, más que Woody y Buzz.


Woody por poco fue un muñeco ventrílocuo

En los primeros encuentros para definir a los personajes para la primera película, sobre la mesa estuvo la idea de hacer de Woody un muñeco ventrílocuo y con una personalidad bastante tonta y simple. Afortunadamente esa idea no prosperó.


Buzz Lightyear iba a ser distinto

Imaginense a Toy Story con un personaje llamado Larry Lunar, con un traje rojo en lugar de nuestro Buzz. Sencillamente inconcebible, así como también la idea que tenían para la primera película de que Buzz iba tener conciencia de que había sido creado a partir de un programa de televisión, lo cual habría cambiado por completo toda la trama.


Woody iba a ser el villano

Si bien Woody cometió varios errores en la primera película, resultó mucho mejor de lo que se tenía planeado que era un vaquero malo, irrespetuoso y que en primera instancia no le importaba lo que pasara con aquellos que estaban a su alrededor.