Boom!

¿Qué pasó con TikTok luego del acuerdo con la Comisión Federal de Comercio?

Recientemente TikTok llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) y además, deberá pagar 5.7 millones de dólares por infringir una ley de privacidad infantil. Por ello, ahora los usuarios más jóvenes verán una selección «curada» de videos.

Tras esta negociación, surgen dos interrogantes: ¿Qué son videos curados?, ¿qué pasará con la aplicación? A continuación te explicamos más sobre el tema.


COPPA

La Children’s Online Privacy Protection Act (COPPA) es una ley estadounidense que se encarga de proteger la privacidad infantil en Internet, y TikTok fue acusado de infringir este reglamento.

COPPA exige que las aplicaciones y los sitios web obtengan la aprobación de los padres de los usuarios menores de 13 años. Y en Internet hay suficiente evidencia de que muchos menores de edad están en la app que es bastante divertida, pero también tiene su lado oscuro.

Quizás no es el mejor lugar (la Internet en general) para que los niños estén por su propia cuenta, nunca se sabe qué puede pasar.


Acuerdo e inconveniente

Como parte del acuerdo que saldó con la FTC, todos los videos subidos previamente por los usuarios menores de 13 años se eliminarán, y se requiere que la compañía cumpla con la COPPA cuando se registre a usuarios en este rango etario.

Para cumplir, TikTok decidió segmentar a los usuarios más jóvenes en una «experiencia de aplicación separada y limitada». Los chicos menores de 13 aún podrán ver videos, pero no podrán compartir ni comentar, mucho menos enviar mensajes o tener un perfil.

Algunas personas mayores de edad se quejan de que sus cuentas ahora no están activas, después de haber ingresado la fecha de nacimiento equivocado. Ante este inconveniente, TikTok les dijo a los usuarios en Twitter que envíen una copia de su ID en la sección «Informar un problema» de la app, pero ellos alegan que no existe tal.


El futuro de TikTok

TikTok tiene más de 500 millones de usuarios en todo el mundo, muchos de los cuales son niños. No se puede decir que la app perderá su popularidad ya consolidada, pues simplemente está adaptándose a las medidas de protección de menores de edad.

Ya hemos visto con el caso de YouTube cuán vulnerables son y cómo los depredadores sexuales están a un solo click de distancia. Es mucho mejor que la aplicación asegure su futuro y pague lo acordado, antes de sufrir una eliminación total.