Boom!

Un niño aseguró que Dios y «Black Panther» lo salvaron de un accidente

Black Panther

Un niño de 11 años dice que Black Panther y Dios desempeñaron un papel clave en su recuperación después de que su cabeza fue atravesada con un pincho de carne. Se trata de Xavier Cunningham, quien cayó en un pincho de carne después de ser atacado por abejas en septiembre del año pasado.

Esa vez, Xavier estaba jugando en una casa del árbol fuera de su casa en Harrisonville, Missouri, cuando fue atacado repentinamente por un enjambre. Él intentaba escapar de los insectos, pero cayó desde una distancia de 4 pies de una escalera y también sobre un pincho de carne de un pie de largo que cortó la parte frontal de su cara y la parte posterior de su cráneo.

Black Panther

Con el pincho dentro de él, Xavier fue trasladado al Hospital de la Universidad de Kansas, donde los médicos se sorprendieron al descubrir que la herramienta de metal no había atravesado partes vitales como los nervios del niño o el tronco cerebral. En ese momento, el doctor lo calificó de «uno en un millón»:

«No he visto nada que pase a esa profundidad y se pueda sobrevivir, y mucho menos en una donde creemos que la recuperación estará casi completa sino completa.»

Xavier pasó por una cirugía de una hora de duración para eliminar el objeto y fue liberado unos días más tarde, pero lo más «interesante» fue cuando le preguntaron cómo sabía que no debía intentar quitar el pincho por su cuenta. Ahí, Xavier hizo referencia a la muerte del villano en Black Panther como la razón.

Black Panther

En la batalla final de la película de Marvel, Erik Killmonger es apuñalado en el pecho con una daga por el protagonista, el rey T’Challa. Después de compartir un momento emocional al final, Killmonger saca la daga de su pecho y muere.

«Vi Black Panther», dijo Xavier a CBN News. «Al final de todo, como él simplemente lo saca y muere, así que yo estaba como ¡No!».

Sin embargo, Xavier no le dio todo el crédito a Black Panther, ya que dijo que su fe también también ayudó en su recuperación:

«Jesús dio su vida por nosotros…Y después de esto, es como si realmente fuera el Dios Todopoderoso.»

Sus padres también estaban agradecidos por el «milagro» que evitaba que las cosas fueran mucho peores para su hijo:

«Podría haberse desangrado hasta morir en ese campo, cubierto de abejas. Solo Dios pudo haber ordenado que las cosas sucedieran de una manera que lo salvaría así … realmente fue un milagro.»