Cine & TV

10 lecciones que nos dejaron los Oscars este año

Finalmente la edición número 61 de los Oscars se llevó hizo a pesar de todas las polémicas que hubo durante el camino, pero que terminaron en una noche llena de triunfos históricos, sorpresas y muchas lecciones que servirán para el futuro tanto de la ceremonia como el nuestro.

Por ello, hemos querido recopilar las 10 lecciones que los Oscars 2019, la Academia y quienes formaron parte de ella nos regalaron o enseñaron.


Tina, Amy y Maya por siempre

Lo dijimos hace algún tiempo cuando mencionamos algunas figuras que podían perfectamente llevar las riendas de la ceremonia, y estas genios de la comedia probaron nuestro punto con el maravilloso, divertido y preciso trabajo que hicieron.

La Academia serían tan amable y gentil de tenerlas todos los años para que nos alegren la noche, en caso de que quieran volver a la idea de tener host.


Sin anfitrión todo fluye mejor

Muchos aseguraban que el no tener un anfitrión o maestro de ceremonias podría resultar en un absoluto desastre, y lo que vimos fue una ceremonia que logró acortar el tiempo de transmisión donde todos los ganadores tuvieron el tiempo de dar sus discursos. Se ahorraron mucho espacio y tiempo.


La mesa servida para Marvel en el futuro

Finalmente vimos cómo el Universo Cinematográfico de Marvel de la mano con Black Panther logró ganar sus primeras estatuillas, dejando la puerta abierta para que en el año que viene Captain Marvel o Avengers: Endgame puedan aspirar y ser claras candidatas para la entrega número 92.


No debe haber una «Mejor Película Popular»

Quien sea que haya sido el responsable de esta «brillante» idea, esperamos que haya sido despedido de la Academia porque esto es algo que no debe existir nunca, debido a que le quita la posibilidad a películas exitosas de calidad que puedan ser tomadas en cuenta.


Todas las categorías deben ser presentadas

Algunos de los mejores discursos nos lo dieron los ganadores de aquellas categorías que «no importan» y a las que nadie les presta atención, pero fueron esas personas quienes pusieron el toque divertido y entretenido al momento de agradecer por sus premios.


Siempre debe haber un opening poderoso

Si algo aprendimos gracias a Queen y a Adam Lambert es que ahora los Oscars deben tener un opening poderoso de la mano de algún artista o banda de renombre, porque es mucho más emocionante que un monólogo del anfitrión o anfitriona.


La sexta no es la vencida

Para Amy Adams la sexta no fue la vencida y sigue siendo la eterna nominad.  Creemos que Amy debería seguir algunos de estos consejos.


La séptima tampoco es la vencida

Agridulce fue la derrota de Glenn Close. Estaba vestida para ganar, con el discurso en mente y practicado, las lágrimas a punto de salir y al final fue Olivia Colman la que se robó la noche gracias a su papel en The Favourite.

Glenn debe seguir los mismos consejos que le dimos a Amy.


Todas nuestras amistades deben ser como la de Del Toro y Cuarón

Acá sinceramente no creemos que haga falta decir demasiado.


La Academia va por buen camino, pero falta más

En una noche llena de triunfos históricos para las películas de superhéroes, hubo un crecimiento en el número de ganadoras mujeres, tres de las categorías actorales fueron ganadas por personajes LGBT y el premio gordo de la noche se lo llevó la apuesta más segura y tradicional de todas, botando por la borda los esfuerzos de inclusión y novedad de la Academia.


Plus: #VivaMéxicoCuarones