Música

10 veces en las que los Grammys se han equivocado con los ganadores

“And the Grammy goes to…” es la frase que antecede a un momento de gloria o a uno de absoluto shock por el resultado, bien sea por lo sorpresivo o por lo errado. Ha sido el tiempo el que se ha encargado de probar a quiénes se han equivocado y quiénes eventualmente tuvieron la razón.

Por ello, hemos querido recopilar 10 ocasiones en las que creemos que los Grammys se han equivocado con sus ganadores.


Álbum del Año en 2018

El años pasado vimos a Bruno hacer caída y mesa limpia en la edición número 60 del Grammy llevándose el premio al Álbum del Año, superando a DAMN de Kendrick Lamar, que al poco tiempo se ganó el Premio Pulitzer de Música, uno de los máximos reconocimientos del periodismo en el mundo.

Vaya que se equivocaron, pero tienen la oportunidad de redimirse este año.


Grabación del Año en 1980

Sailing de Christopher Cross es una de las canciones más exitosas de los 80, pero eso no justifica el hecho de que le haya ganado a dos temas icónicos de la música en general como New York, New York de Frank Sinatra y Woman in Love de Barbra Streisand.


Canción del Año en 1991

Bette Midler fue la ganadora de la Canción del Año en 1991 (mejor dicho, los compositores), por una canción que muy pocos recuerdan hoy en día, From a Distance.

Ese año estaban nominadas tres canciones que marcaron a los 90 por completo: Nothing Compares 2 U (Sinead O’ Connor), Vision of Love (Mariah Carey) y Another Day in Paradise (Phil Collins).


Mejor Interpretación Pop Solo en 2018

Esta es una de la cual aún no nos recuperamos, porque esta categoría se supone que premia a la interpretación.

Nos resulta insólito que Ed Sheeran (Shape of You) le haya ganado a todas las interpretaciones increíbles que nos dieron Lady Gaga (Million Reasons), Kelly Clarkson (Love so Soft), Pink (What About Us) y Kesha (Praying).


Canción del Año en 2005

John Mayer ganó por Daughters ese año, y si bien no es una mala ganadora, aún nos queda como ese sabor amargo por el hecho de que venció a If I Ain’t Got You de Alicia Keys.


Álbum del Año en 2007

Sencillamente inconcebible que Herbie Hancock le quitó el premio a uno de los discos más icónicos de la década pasada: Back to Black de Amy Winehouse.


Grabación del Año en 2009

Chasing Pavements de Adele, Viva la Vida de Coldplay, Bleeding Love de Leona Lewis y Paper Planes de M.I.A fueron los nominados de ese año, para que al final ganara Please Read the Letter de Robert Plant y Alison Krauss.


Álbum del Año en 2005

La muerte de Ray Charles fue de gran impacto para la música en general, pero creemos que la Academia se excedió al darle el Álbum del Año cuando podían haber premiado a American Idiot de Green Day o The Diary of Alicia Keys de Alicia Keys.


Canción del Año en 2015

Stay With Me hubiese sido una buena ganadora de no haber competido con Chandelier ni con Take Me to Church.


Álbum del Año en 1985

Lionel Richie y su disco Can’t Slow Down venció a tres de los discos más icónicos de los 80: She’s So Unusual de Cindy Lauper, Purple Rain de Prince y Born in the USA de Bruce Springsteen.