Boom!Cine & TV

Hogwarts es el colegio más inseguro del mundo, y te decimos porqué

Por supuesto que todos deseamos ir a Hogwarts al menos una vez, ese colegio soñado donde aprenderíamos a volar en escobas, hacer magia con varitas y preparar pociones.

Sin embargo, probablemente nunca nos hemos detenido a pensar lo peligroso que podría ser asistir a esta institución, y es que desde el principio de la saga los estudiantes son advertidos de que deben ser cuidadosos al rondar por el colegio.

En teoría, un castillo lleno de niños aprendiendo a usar sus poderes, debería ser un lugar seguro, pero si somos objetivos, Hogwarts es un nido de peligros.

¿No nos crees? Okey, te explicamos la base de nuestras conclusiones.


Escaleras que cambian

Esto podría ser verdaderamente fascinante… ¿Pero qué ocurre si algún estudiante sufre de vértigo o si las escaleras cambian de posición justo cuando está a punto de llegar al descansillo? Son una verdadera ruleta rusa.


Profesores peligrosos

A ver: ¿Cuántas veces los profesores fueron peligros potenciales? El profesor Quirrell alojando a Voldemort, Lockhart siendo un completo inepto, Lupin un hombre lobo suelto en el bosque durante los días de luna llena, Ojo Loco Moody usurpado por un mortífago.

¿Qué clase de entrevistas aprobaba Dumbledore?


Fallas en seguridad

Sabemos que Quirrell ayudó a entrar al troll… ¿Pero en serio en Hogwarts no hay vigilantes?

También sabemos que Sirius Black no era exactamente un peligro real, sin embargo, si hubiese sido un presidario peligroso, igual se hubiese podido meter al castillo y matar a Harry.


Total falta de control en los estudiantes

Harry, Ron y Hermione siempre lograron salvar el día sin salir con grandes heridas, pero no entendemos cómo es posible que se pusieran en tantos peligros y que nadie lo haya notado.

Sin mencionar a los gemelos Fred y George que entraban y salían del castillo sin que nadie lo notara durante casi 7 años.


Monstruos sueltos

Un enorme basilisco paseándose por las tuberías del colegio. No creemos que haga falta agregar algo más.