Boom!

¿Por qué todos parecen odiar y alejarse de Meghan Markle?

El príncipe Harry y Meghan Markle son una de las parejas más seguidas del momento. La dulce historia de amor entre la exactriz y el príncipe se ha robado el corazón de la opinión pública.

Los recién casados no pierden tiempo, y ya Meghan se encuentra a la espera de su primer hijo. Sin embargo, su popularidad parece estar en caída libre gracias a los rumores que la rodean.

Al parecer, Meghan no goza de simpatía dentro del Palacio de Kensington, teniendo en cuenta las renuncias de personal que según la prensa británica, no toleran sus exigencias. Supuestamente, Meghan posee un carácter sumamente difícil, que ni los empleados más fieles de la corona han podido soportar.

Esta no es la primera publicidad negativa que ha envuelto a la duquesa de Sussex. Recordemos que además del escándalo relacionado con su familia paterna, poco después de su boda, corrió como pólvora la información de que Meghan había ocasionado una discusión entre Harry y su abuela (la reina Elizabeth II), por una tiara que deseaba usar el día de la ceremonia. La reina se negó rotundamente alegando que Meghan usaría la tiara que ella ordenara.

Al parecer, la reina ha tenido que volver a llamar la atención de su nieto debido a la conducta de la duquesa, luego de que renunciaran Melissa Touabti y Samantha Cohen (ambas encargadas directas de los horarios y peticiones de los duques) de forma consecutiva.

Esta situación ha llevado a la prensa británica, entre ellas el Sunday Times, ha mencionar el supuesto carácter exigente de Meghan, quien se levanta a las 4:30 de la madrugada para hacer yoga, y desde ese momento empieza a redactar peticiones para sus asistentes a través de mails.

Tal sería la dimensión de los problemas con el personal, que incluso Kate Middleton parece tomar distancia y su proceder con los empleados, situación que podría tensar aún más la relación, después del incidente en que la duquesa de Sussex hubiese ocasionado lágrimas a Kate, el día de su boda, por una discusión acerca del vestido que desfilaría la princesa Charlotte.

Esta tensión parece extenderse hasta un distanciamiento entre los hermanos Harry y William.

¿Qué opinan? ¿Serán solo empeños de la prensa rosa británica por crear rivalidades inexistentes? ¿O Meghan realmente es una manzana de la discordia?