Cine & TV

El fenómeno astronómico que podría explicar el final de «A Star Is Born»

A Star Is Born

A Star Is Born se estrenó en octubre de 2018 y ya figura entre las favoritas para llevarse la estatuilla a Mejor Película en los Oscar. La cinta, como todos sabrán, está dirigida por Bradley Cooper y protagonizada por él mismo junto a Lady Gaga.

Si viste la película y quedaste impresionado con el final, esta nota es para ti. Puede que la imaginación de Cooper a la hora de adaptar el guión tal vez haya usado un fenómeno astronómico de referencia.

Si por el contrario aún no has tenido la oportunidad de verla, te recomendamos que lo hagas y vuelvas porque leerás muchos, pero muchos spoilers.


Vamos a ponernos en contexto

A Star Is Born

Bradley Cooper interpreta a Jackson Maine, un famoso y exitoso cantante de country alcohólico y adicto a las drogas, quien un día conoce a Ally -Lady Gaga- una chica que tiene un increíble talento musical y canta en un bar de travesties.

Maine se da cuenta del talento de Ally y decide subirla al escenario a cantar una canción que ella misma compuso la noche que ellos se conocieron.  Gracias a la pieza, Jackson quedó perdidamente enamorado.

Ally y Maine comienzan una relación sentimental, en la que el cantante de country la ayuda a comenzar su carrera musical, pues está convencido de que ella puede ser una gran compositora. Ally conoce al que sería su mánager en uno de los conciertos de Maine, ya que habían empezado una gira juntos.

Maine decide pedirle matrimonio a Ally y ella acepta, sin embargo sus problemas de alcoholismo se vuelven insostenibles para la relación y casi le cuestan la carrera a la artista. La película termina con Jackson Maine quitándose la vida y Ally cantando en su funeral.

Así se cuenta la historia de cómo nace la carrera musical de Ally y muere la de Maine, tal vez como un sacrificio para que la primera pueda existir, y esto puede tener una explicación científica.


Para que nazca una estrella, tiene que morir otra

cielo estrellado

El proceso de fusión nuclear dentro de una estrella –como el Sol- es lo que las mantiene brillando intensamente. En el núcleo de una estrella, los núcleos de hidrógeno se fusionan para formar helio.

En el caso de una estrella masiva, cuando el hidrógeno comienza a agotarse, esta presión se reduce, y el núcleo de la estrella se contrae. Pero a medida que se contrae, también obliga al helio recién formado a volverse aún más denso, aumentando así la temperatura una vez más.

¿Qué pasa entonces? El helio se calienta lo suficiente como para sufrir una fusión nuclear y, en última instancia, el carbono se forma a partir de ese proceso. 

En cuestión de segundos, las capas externas de la estrella caen hacia adentro, golpean el núcleo de hierro, rebotan hacia afuera y destruyen la estrella en pedazos. Esta es una supernova.

supernova

La supernova en expansión forma una nube de elementos y compuestos llamados nebulosas y se pueden ver con telescopios, binoculares e incluso a simple vista. 

Una nebulosa puede tener densidades irregulares, lo que significa que partes de ella sufrirán una contracción gravitatoria. Como antes, esto lleva a temperaturas más altas, fusión nuclear y nuevas estrellas. Cada vez que el ciclo se repite, una nueva estrella contendrá los elementos creados a partir de la estrella anterior.

nebulosa

El polvo estelar que una vez estuvo dentro de nosotros formará parte de una nueva nebulosa, desde la cual se puede formar una nueva estrella. Así que la muerte de Maine pudo ser usada en la película como una metáfora para explicar este fenómeno.