Boom!Cine & TV

La historia detrás de “Leaving Neverland”, el nuevo documental sobre Michael Jackson

Quienes deseen ver una nueva mirada en la excéntrica vida del Rey del Pop en el nuevo documental Leaving Neverland que se estrenó en el Festival de Sundance, quedarán muy sorprendidos al ver que en el audiovisual dirigido por Dan Reed, es algo completamente distinto.


Relatos perturbadores

Este documental narra de manera muy íntima y personal las experiencias de Wade Robson y James Safechuck, dos hombres quienes aseguran que Michael abusó de ellos sexualmente durante años, cuando eran apenas unos niños. Reed se toma su tiempo para entrevistar a estos hombres y a sus familias, dándoles el espacio para que detallen por completo sus relatos.

Entre los entrevistados de este documental están las madres de ambos, quienes en un principio deseaban que sus hijos conocieran a Jackson, y quienes a pesar de preocupaciones iniciales, parecían ignorar lo que estaba sucediendo entre el cantante y sus hijos.

Ahora, años después, Safechuck y Robson parecieran aún no logran perdonar a sus madres por no haberlos protegidos a tiempo. De hecho, una de las partes más fuertes de Leaving Neverland está en su última media hora, cuando, luego de la muerte de Jackson, las víctimas hablaron con sus familias sobre el abuso que sufrieron.

Safechuck conoció a Michael a través de un comercial de Pepsi en el que apareció cuando tenía solo ocho años de edad, mientras que Robson conoció al cantante a los cinco años de edad luego de haber ganado una competencia de baile con música del cantante en Australia.

Ambos niños eventualmente se convirtieron en amigos cercanos de Jackson. Sus familias eran invitadas a viajes alrededor del mundo, así como a quedarse en los apartamentos y mansiones del cantante, incluso con sus madres. No obstante, Jackson se aseguraba de que los padres se quedaran en habitaciones distintas o en otras casas, mientras que sus hijos se quedaban y dormían con él.


MJ sabía lo que hacía

Robson y Safechuck afirmaron que Jackson trato de crear una brecha entre ellos y sus familias. En el caso de Robson, esto pudo haber contribuido a la fractura de su familia debido a que él, su madre y su hermana se mudaron a Los Ángeles, dejando a su padre y a su hermano mayor en Australia

Las acusaciones que hacen ambos en contra del cantante incluyen masturbaciones mutuas y sexo oral. En una de las escenas más perturbadores del documental, Safechuck describe una serie de sitios dentro del rancho Neverland (habitaciones ocultas detrás de múltiples puertas) en donde él y el cantante tuvieron relaciones.

James afirmó que el cantante solía darles joyas a cambio de sexo, las cuales las mantiene en una caja en su casa. De acuerdo con la mirada del realizador, aquellos niños creían querer a Michael y que él los quería a ellos.

Habían caramelos, juguetes, videos y muchísimas cosas que hacer. El cantante los ayudó con sus carreras, llevándolos de gira y permitiéndoles presentarse en los shows.

Con información de Vulture.