Videojuegos

Todas las demandas que acumula Epic Games por copiar famosos bailes

Las demandas que recaen sobre Epic Games a causa de Fortnite son directamente proporcionales al éxito del que está disfrutando la empresa. Al parecer la compañía de desarrollo de videojuegos ignora las consecuencias de infringir derechos de autor, y una prueba de ellos son sus emotes.

Los emotes de Fortnite son acciones, movimientos y bailes que un personaje puede realizar en el juego, desde una ronda de aplausos hasta coreografiadas cortas. Y estas últimas son las causantes de las lluvias de demandas que, si no sabes cuáles son, te vamos a enumerar.


2 Milly

8 de diciembre de 2018

Todo empezó con el rapero 2 Milly quien decidió tomar acciones legales contra EG sobre el emote Swipe It del juego, que parece replicar la danza del artista, el «Milly Rock».

La decisión de 2 Milly 2 se produjo después de que voces prominentes en las comunidades de baile y hip-hop, incluido Chance the Rapper, expresaran su preocupación de que Epic Games monetice efectivamente el trabajo de los creadores negros sin su permiso.


Alfonso Ribeiro

17 de diciembre de 2018

El creador del «Carlton Dance» (Fresh Prince), Alfonso Ribeiro demandó a la compañía creadora del popular videojuego por robarse su icónico baile. El abogado de Ribeiro aseguró que Epic Games malversó la imagen y la propiedad intelectual del actor.


Backpack Kid

19 de diciembre de 2018

En 2016, Russell «Backpack Kid» Horning creó un baile que se volvió un fenómeno global en 2016. «The Floss» es propiedad  intelectual del chico y es por ello que sus representantes tomaron acción legal contra Epic Games y Take-Two Interactive, por apropiarse del baile.

Del mismo modo, hay emotes que se parecen al baile de Snoop Dogg en Drop It Like It’s Hot, el Gangnam Style de Psy e incluso al baile Poison de Donald Faison de la comedia estadounidense Scrubs.


BlocBoy JB

23 de enero de 2019

James Baker aka BloBoy JB, es la última persona en presentar una demanda contra el desarrollador de Fortnite. Asegura que la compañía se adueñó de su «Shoot Dance», que en el juego se conoce como «Hype».

El «Shoot» es uno de los emotes más populares que millones de personas han visto. A juicio de James, es injusto que Epic haya tomado su baile sin permiso.

«Comencé el baile y lo hice popular a través de mi música. Epic no me preguntó si podían ponerlo en Fortnite«, dijo el rapero en un comunicado. 


¿Homenaje o infracción?

Todo depende de si el baile que imitan están protegidos por derechos de autor y, en este caso, cada demandante asegura ser el propietario intelectual de los movimientos. Mientras tanto, la compañía desarrolladora del popular videojuego sigue acumulando demandas, pero hasta ahora no se ha pronunciado con respecto a los casos y sigue ganando dinero.

¿Y tú, qué opinas? ¿Se trata de un robo o es un homenaje? Coméntanos lo que piensas.