Boom!

La teoría de lo que puede estar detrás del famoso #TenYearChallenge y sus consecuencias

El #TenYearChallenge fue el primer reto viral de este 2019, el cual consiste en publicar una foto de hace 10 años junto a una imagen actual de nosotros y de esta forma poder ver cuánto hemos cambiado, todo lo que hemos logrado y cuánto hemos aprendido estos años. Un challenge lleno de nostalgia, en pocas palabras.

Sin embargo, algunos creen que no se trata de un reto «inocente». Los más sabios de la materia aseguran que este meme fue creado para entrenar a los algoritmos de reconocimiento facial sobre cómo funciona el envejecimiento, con simples y ordenados datos que nosotros mismos proporcionamos.


Todo empezó con un tweet

Una profesora asociada en el Departamento de Ciencia, Política y Gestión Ambiental de la Universidad de Berkeley creó un hilo en Twitter donde explicaba esta extraña teoría:

«Yo hace 10 años: probablemente habría jugado el meme de envejecimiento de la foto de perfil en Facebook e Instagram. Yo ahora: reflexiona sobre cómo se podrían extraer todos estos datos para entrenar los algoritmos de reconocimiento facial sobre la progresión de la edad y el reconocimiento de la edad.»


¿En que consiste esta hipótesis?

Kate O’Neill nos lo explica:

«Imagine que desea entrenar un algoritmo de reconocimiento facial sobre características relacionadas con la edad y, más específicamente, sobre la progresión de la edad (por ejemplo, cómo es probable que las personas se vean a medida que envejecen). Idealmente, querría un conjunto de datos amplio y estricto con imágenes de muchas personas. Sería útil si supiera que se tomaron con un número fijo de años, por ejemplo, 10 años.

Sacar las fotos de los perfiles de Facebook puede ser una opción, pero no siempre las fotos están ordenadas, las fechas en las que fueron subidas no son las mismas en las que fueron tomadas y esto podría distorsionar y hacer más difícil el proceso.

En otras palabras, sería de ayuda si tuviera un conjunto de fotos de antes y ahora, limpio, simple y bien etiquetado y aquí es donde entra el #TeanYearChallenge, las personas voluntariamente suben sus propias imágenes y hasta agregan datos de dónde fueron tomadas, por quién fue tomada la foto y qué estaban haciendo en ese lugar.»

Esto puede no ser algo tan descabellado si recordamos el caso de Cambridge Analytica, en el que fueron extraídos datos de más de 70 millones de usuarios de Facebook en EE.UU.


Facebook responde a las acusaciones

#TenYearChallenge

Por su parte, Facebook niega tener algo que ver con el #10YearChallenge alegando que «es un meme generado por un usuario que se volvió viral por sí solo»:

«Facebook no inició esta tendencia, y el meme usa fotos que ya existen en Facebook. Facebook no gana nada con este meme. Como recordatorio, los usuarios de Facebook pueden elegir activar o no el reconocimiento facial en cualquier momento.»


¿Qué tan malos pueden ser los algoritmos de reconocimiento facial?

#TenYearChallenge

¿Es malo que alguien pueda usar tus fotos de Facebook para entrenar un algoritmo de reconocimiento facial? No necesariamente; pero en cierto modo es inevitable. 

Sin embargo, lo más amplio aquí es que tenemos que enfocarnos en nuestras interacciones con la tecnología teniendo en cuenta los datos que generamos y cómo se puede usar a escala. O’Neill explica 3 ejemplos:

  • Escenario benigno: la tecnología de reconocimiento facial, específicamente la capacidad de progresión de la edad, podría ayudar a encontrar niños desaparecidos.
  • Escenario medio: las pantallas de anuncios que incorporan cámaras o sensores, pueden adaptar sus mensajes a la demografía del grupo de edad mediante el reconocimiento facial, es decir cambiar su publicidad según tus intereses con datos previamentes establecidos sobre ti; esto podría ser algo pertubardor.
  • Escenario difícil: la progresión de la edad podría algún día influir en la evaluación de seguros y la atención médica. Por ejemplo, si parece que esta envejeciendo más rápido la persona, esto podría ocasionar que se le niegue más rápido el seguro de vida.

Moraleja: cuida más lo que publicas en Internet

#TenYearChallenge

Independientemente del origen o la intención detrás de este meme, todos debemos ser más conocedores y conscientes de los datos que creamos y compartimos, el acceso que le otorgamos y las implicaciones para su uso.

Debemos exigir que las empresas traten nuestros datos con el debido respeto, por todos los medios. Pero también debemos tratar nuestros propios datos con respeto.