Youtube

¿“Exponiendo Infieles» es un show planeado?

Exponiendo infieles

El polémico pero entretenido programa «Exponiendo Infieles», conducido por Lizbeth Rodríguez, se transmite a través del canal de YouTube de Badabun. Esta sección es una de las más vistas en el canal y se ha sabido ganar la popularidad entre los usuarios, generando un sinfín de discusiones, debates y memes.

Este show consiste, básicamente, en que la conductora va por las calles mexicanas ofreciéndole dinero a las parejas a cambio de que dejen que ella les revise el celular, con el fin de encontrar infidelidades. Sin embargo, son muchas las personas que aseguran que todo es un fraude y a continuación mostramos un síntesis del caso.

Exponiendo infieles


¿Real o falso?

La «Chica Badabun» explicó en uno de los videos del exitosos canal que efectivamente todo es planeado. Previamente existe una dinámica de grupo en donde toman medidas de seguridad para los participantes, como por ejemplo la selección de los mismos aunque sí han encontrado parejas honestas, a diferencia de lo que se muestra mayormente.

“Sí, todo es planeado. A diario recibo una cantidad enorme de mensajes en mi Instagram de personas que sospechan que su pareja les es infiel y solicitan mi ayuda, mi apoyo y el de todo mi equipo para descubrir si realmente están siendo engañados o no.”


La dinámica interna del programa

Los pasos a seguir antes de tomar un caso son los siguientes: antes de aceptar, analizan el mensaje para determinar si es cierto todo lo que se cuenta. Además, hacen un listado aparte de preguntas para determinar qué tipo de relación tienen estas personas y así saber si es prudente revelar la infidelidad o no.

El equipo de producción de Badabun también cuenta con un permiso que es firmado por los participantes. Si ambos lo aceptan, con él autorizan que se expongan sus casos en Internet.

Actualmente «Exponiendo Infieles» cuenta con más de 50 capítulos en YouTube. Y se trate de un show real o no, de todas maneras no podemos negar que han causado revuelo en las redes sociales y que sus dos emisiones por semana nos tienen al borde de la adicción.