General

El tráiler de «Spider-Man Far From Home» nos arruinó «Avengers: Endgame»

Aún todos están pasando la emoción por el estreno del tráiler de Spider-Man: Far From Home, pero luego de unas horas en las que pudimos reflexionar y analizar con propiedad lo que vimos, llegamos a la conclusión de que el tráiler nos arruinó por completo Avengers: Endgame.

Y no es que sea un capricho nuestro, son 2 hechos concretos los que nos hicieron llegar a ese punto el cual les explicaremos con más detalle a continuación.

El pasaporte de Peter

En el tráiler vemos como a Peter le entregan su pasaporte, con un detalle llamativo y es que no hay año en la fecha de expedición ni en la fecha de caducidad, lo que nos lleva a pensar que no está determinado el año en el que las vacaciones de Peter se llevan a cabo.

Pudiéramos imaginar que entonces había una esperanza de que estos hechos no signifiquen nada con Avengers: Endgame, pero los productores de la cinta han dejado claro que la historia de esta película inicia unos minutos después de lo sucedido en Infinity War.

¿Qué quiere decir esto? Que Peter nos hizo llorar y sufrir como nunca en el final de Infinity War para que al final reviva, y esto sin ver la película aún. Por otra parte todo esto vuelve la línea de tiempo del MCU aún más confusa, cuando apenas fue el año pasado que establecieron la línea de tiempo correcta.


«Estás solo ahora»

En el tráiler vemos que en un momento entre Peter y Hogan en el avión, Hogan le dice a Peter que ahora está solo, esto junto a otras pequeñas pistas como por ejemplo: el cheque firmado por Pepper, la mirada nostálgica hacia el traje nos llevan a una sola conclusión, Tony Stark murió.

Estamos tratando de asimilar esto porque, sin importar lo que pase en Endgame, al final tendremos que despedirnos de Tony Stark.

Por otra parte, el hecho de que Nick Fury asuma el papel de mentor de Peter, confirma una eventual muerte de Tony Stark. De todas maneras, habrá que esperar que noticias se van generando, porque si algo sabe hacer Marvel es distraernos y engañarnos por completo.