Boom!

¿Qué está pasando con Gillette y su nueva campaña?

¿Por qué una campaña que aboga por el fin de la masculinidad tóxica está siendo tan criticada por la colectividad? Sí, estamos hablando de Gillette, y su último comercial que tiene un mensaje bastante contundente en contra de ciertos comportamientos como el acoso callejero, la violencia y el bullying.

Un video de casi dos minutos, protagonizado por hombres de todas las edades y razas, que retrata varias situaciones debatidas activamente hoy en día: el movimiento #MeToo, el mansplaining y el bullying.

¿Qué opina la gente?

A pesar de transmitir un mensaje que pareciera ser bastante positivo, con el eslogan principal «We believe: The best men can be» (Nosotros creemos: Podemos ser mejores hombres»), la campaña está siendo duramente criticada en las redes sociales, y tiene más de medio millón de dislikes en YouTube.

Los usuarios aseguran que el mensaje es una generalización del género masculino, que sataniza a los hombres atribuyéndoles conductas que no son exclusivas de un solo sexo, incluso, algunas personas llegan mucho más lejos, afirmando que no solo coloca la masculinidad como algo negativo, sino que es una campaña antiblancos.

Por otro lado, otra gran parte de la población activa en redes, se dividió entre aplaudir el mensaje y dar las gracias a Gillette por hacer una campaña revolucionaria, y aplaudir el mensaje pero acusar a la marca de comercializar una lucha de reivindicación social.


¿Qué opinan los expertos?

Las opiniones de los analistas también están divididas entre si la campaña es un éxito o un fracaso. Charles Taylor, profesor de mercadotecnia e investigador para el Centro de Mercadotecnia e Información del Consumidor en Estados Unidos, escribió una columna para la revista Forbes en la que asegura que si Gillete no corrige el comercial será recordado como el mayor error de mercadotecnia de todos los tiempos.

Pero, Rob Saunders, gerente de la compañía de publicidad británica Media Agency Group, le comentó a la BBC que el mensaje dará resultados positivos en el impacto de Gillete:

«Su comercial les está dando buena publicidad y buenos números y está creando un debate, que deben haber intuido cuando publicaron este anuncio.»

De esta forma, el comercial de Gillette se convirtió en un amplio debate sobre la ideología de género, el feminismo y la diversidad, colocándose en tendencia en todas las plataformas y redes sociales. Tendremos que esperar un poco más para determinar si fue acierto o error, pero ciertamente están cumpliendo su objetivo al estar en boca de todos.