Boom!Cine & TV

La historia completa de Fyre Fest: El evento musical peor organizado de la historia que tendrá su documental en Netflix

La isla de Gran Exuma, en las Bahamas, fue la sede del Fyre Fest, que «se celebró» un 28 de abril de 2017, y que terminó siendo un total fiasco. Tanto así, que tendrá un documental en Netflix.

Por si no sabías sobre la existencia de este festival, te contamos de qué va y cómo pasó a ser el evento musical peor organizado en la historia.


Fyre Festival: ¿Paraíso o infierno?

El Fyre Fest se promocionó como un enorme evento en el cual te encontrarías con música y arte. Celebridades como Bella Hadid y Kendall Jenner hicieron eco del mismo en las redes sociales.

El evento se vendió como un potencial competidor de Coachella, y se decía que hasta sería mejor que todo lo que se puede vivir en Indio, California.

En diciembre de 2016 se agotaron los boletos. Los asistentes pagaron desde mil hasta 12 mil dólares por ellos. La suma más alta fue de 50 mil dólares por paquetes con todo incluido.

Habría bandas de rock, villas privadas, chefs famosos, todo el lujo en una sola isla. ¿Pero valió la pena invertir tanto en el «Coachella del Caribe»? Ya sabrás que no.


El fiasco de Ja Rule y Billy McFarland

Cuando empezaron a llegar los invitados a la «paradisiaca isla» se dieron cuenta que nada de lo que les fue prometido estaba ante sus ojos. Rápidamente las redes sociales empezaron a inundarse de las evidencias de esta estafa.

No hubo un lujoso resort y cómodas habitaciones, la exótica y fina comida ideada por famosos chefs tampoco fue una realidad.

Entonces, aparece en escena Billy McFarland, el empresario del centro de Manhattan de 25 años de edad, que era el principal organizador del festival, quien fue sentenciado el año pasado a seis años de prisión por múltiples fraudes, entre ellos, el de Fyre.

En la corte, Billy dijo sentir un gran remordimiento. Además, aseguró que vivirá día a día «con el peso de saber que literalmente destruí las vidas de mis amigos y familiares».

Por su parte, el rapero Ja Rule no se siente para nada avergonzado por el desastroso evento, pues para él, la idea era simplemente «brillante». Claro que sí, lo era, el detalle es que no se pensó bien y la organización fue inexistente:

«No fue lo que soñé que sería. Tenía una visión de lo que quería que fuese, pero no se hizo apropiadamente.»

Pero para ese momento, cuando el desastre estaba a fuego vivo, ambos organizadores solo lanzaron un comunicado en la página web del festival:

«Debido a circunstancias ajenas, la infraestructura no estaba preparada a tiempo para cumplir con lo ofertado.»


Atrapados en la isla

Maude Etkin relató su experiencia a The New Yorker. Llevaba 10 horas atrapada en el aeropuerto de la isla, pues los vuelos internos fueron cancelados.

Además de las entradas y el vuelo, había pagado 500 dólares por alojarse con ocho amigas en una habitación con camas dobles y aire acondicionado que, por supuesto, no fueron más que unas tiendas de campaña de emergencia.

También otras 200 personas más estaban en el lugar.

Otras personas que no se querían quedar ni por error en el Fyre Fest eran los chicos de Blink-182. Ellos estaban en el line up del evento, pero en vista de la falta de organización y lo horrible de todo, decidieron decir: No, next.

Asimismo, Shivi Kumar, una chica que también estuvo presente en el lugar, comentó que toda la experiencia fue como estar en Survivor o The Amazing Race:

«Muy mal. La gente estaba robando ropa de cama. La gente se emborrachaba cada vez más. No podíamos dejar nuestras cosas, así que nos quedamos en las carpas. Solo fue un caos épico. Su plan era emborrachar a todos y se olvidarán de lo jodidamente horrible que era esto.»


Fyre en la mira

Fyre: The Greatest Party That Never Happened es el proyecto en el que Netflix, bajo la dirección de Chris Smith, pretende revivir los hechos del desastroso evento musical. Pero no es el único, pues Hulu tiene una película sobre el mismo en desarrollo.

Al mismo tiempo, Seth Rogen y The Lonely Island insinuaron que también están trabajando en «algo» sobre Fyre.