Cine & TV

Sandra Bullock lleva años interpretando el mismo papel y no lo hemos notado

Sandra Bullock vuelve a estar en boca de todos luego de su magnífica interpretación de Mallorie en Bird Box, uno de los últimos grandes fenómenos de Netflix.

Si bien Sandra tiene una carrera bastante extensa en Hollywood, con decenas de películas, y el récord de haber recibido el premio Razzie a peor actriz y el premio Oscar a mejor actriz el mismo año (situación que sobrellevó con bastante sentido del humor en 2009), por supuesto no dudamos de su capacidad y talento como actriz, pero hay un enorme detalle en su filmografía que quizá muchos no han notado pero que no podemos pasar por alto.

Sandra ha interpretado el mismo papel en películas distintas al menos unas 5 veces ¿no te has dado cuenta? Una mujer adicta al trabajo, eficiente en lo que hace, pero con terribles problemas para formar vínculos emocionales es la premisa de varios títulos que han sido estelarizados por la actriz. ¿No nos crees? Te lo probamos.

While You Were Sleeping

En 1995 fue la primera vez que Sandra interpretó a una muy trabajadora pero triste mujer que no logra encontrar pareja. A lo largo de la película, luego de arreglarse un poco y encontrar algo de confianza en sí misma, enamora no a uno sino a dos galanes.


Miss Congeniality

¿Quién no ha visto Miss Simpatía? La increíble historia de una tosca agente del FBI, que se convirtió en un icono que marcó el principio del milenio.

¿Pero qué tenemos? Algo que ya suena conocido: Una mujer consagrada en su trabajo, algo torpe pero muy eficiente, con un potencial para ser guapísima, ensombrecido por un terrible descuido de su propia imagen y su vida personal. Al final, logra una impresionante metamorfosis, salva unas cuantas vidas y encuentra el amor.


Two Weeks Notice

Dos años después de Miss Simpatía, Sandra regresó como una inteligente abogada graduada de Harvard, también bastante torpe, que invierte todo su tiempo en ideales, descuidando su vida personal y su aspecto. Spoiler: Sí, logra convertirse en cisne y quedarse con el chico (jamás lo hubiésemos esperado).


The Proposal

En esta película de 2009 comparte reparto junto a un muy dócil Ryan Reynolds que aún estaba bastante lejos de convertirse en Deadpool.

¿La trama? Una mujer esclava de su trabajo, con un carácter muy calculador y frío, cuya vida personal es casi inexistente. Luego de hilarantes circunstancias, logra abrirse y entregarse al amor.


The Heat

En 2013, se unió a Melissa McCarthy para traernos una comedia muy disfrutable sobre dos mujeres agentes de la ley. Sandra interpreta a una agente del FBI (otra vez) que es muy inteligente y capaz, pero que es criticada por su personalidad fría y su incapacidad para establecer relaciones.

La novedad en esta película es que al final no hay ningún romance, sino una simpática y estrecha amistad entre su personaje y el de Melissa.