Cine & TV

18 curiosidades sobre “Killing Eve”, la serie de la que todos están hablando

Ayer Sandra Oh se alzó con el Golden Globe como Mejor Actriz en Serie de Drama gracias a su participación en la serie Killing Eve, la serie que ha ido armando una legión de seguidores apasionados como los de Game of Thrones o Breaking Bad con tan solo 1 temporada transmitida.

Nosotros decidimos hurgar un poco en las curiosidades de esta atractiva serie de televisión, cuya segunda temporada llegará pronto a las pantallas, y acá se las dejamos para que se unan a esa pequeña logia que va ganando adeptos.

1. Está basada en una novela.

Luke Jennings es el autor de una serie de escritos que se convirtieron en la novela Codename Villanelle, la cual narra la historia de una asesina rusa y una agente, quienes se persiguen la una a la otra por una cacería alrededor del mundo.


2. Sandra Oh no estaba segura del papel que iba a interpretar.

En una entrevista para la revista ELLE, Sandra Oh destacó que no tenía claro el papel que iba a interpretar en la serie porque no se veía a sí misma interpretando a una asesina, pero luego su agente fue quien le dijo que interpretaría a Eve.


3. Ha sido aplaudida por romper las barreras de género.

Las reseñas para esta serie han sido positivas en su totalidad por la forma en la que rompe con lo establecido y las barreras de género, principalmente por tener a dos mujeres protagonistas.


4. Sandra Oh fue la primera actriz de descendencia asiática en ser nominada como Mejor Actriz de Serie de Drama en los Emmys.

Sandra Oh fue nominada durante cinco años consecutivos en la categoría de Mejor Actriz de Reparto en una Serie de Drama por su trabajo en Grey’s Anatomy como Christina Yang, pero su nominación como Mejor Actriz en una Serie de Drama en la pasada entrega marcó un hito dentro de la ceremonia.


5. La primera escena que grabaron Sandra Oh y Jodie Comer fue la de la cocina.

A pesar de que ambas no comparten mucho tiempo en pantalla juntas en la temporada, la escena de la cocina entre Oh y Comer fue la primera que grabaron ambas actrices, esto teniendo en cuenta que no se habían conocido previamente.


6. Fue renovada antes de que la primera temporada se estrenara.

BBC America tenía tanta fe en este proyecto, que antes de ver la reacción del público (la cual fue positiva) decidieron renovarla para una segunda temporada.


7. Más de 100 actrices fueron consideradas para ser Villanelle.

Los productores estaban conscientes de que no querían que este personaje fuese una versión de Nikkita o La Chica del Dragón Tatuado, y por ello fueron consideradas más de 100 actrices para este papel, hasta que dieron con Jodie Comer.


8. Fue escrita y producida por Phoebe Waller-Bridge.

A Phoebe Waller-Bridge la vimos en Solo: A Star Wars Story como L3-37, pero además de ser actriz y es una increíble escritora y productora, prueba de ello es esta joya que ha creado.


9. Sandra Oh no mira sus trabajos, pero con Killing Eve hizo una excepción.

A muchos actores no les gusta verse en pantalla y Sandra es una de ellas, pero este personaje hizo que la actriz cambiara de parecer, porque vio los primeros tres capítulos de la serie y quedó fascinada con el resultado.


10. Su audiencia crecía con cada episodio.

Cada semana la audiencia de la serie era mayor con respecto a la anterior, un hecho que no había logrado ninguna serie de televisión en más de 10 años.


11. La comedia oscura es un factor especial.

Los momentos cómicos que tiene el personaje de Villanelle la hacen mucho más cercana con la audiencia, lo que la convierten en ese tipo de villanas que queremos pese a sus acciones.


12. Fueron muchas más muertes…

Solo en la primera temporada vimos que Villanelle fue la responsable de 27 muertes, pero no es muy difícil imaginar que fueron muchas más, dada la psicología del personaje.


13. La escena de la cocina fue de lo mejor que vimos en el 2018.

Volvemos a esta escena, porque entró en la mayoría de las listas de los mejores momentos de la tv en el 2018 y esto lo logró con tan solo dos actrices, sin mucho presupuesto y sin necesidad de 55 días de grabación.


14. El vestido que Villanelle le regaló a Eve.

Una de las escenas que vimos en la primera temporada fue cuando Villanelle le manda un vestido a Eve. Sandra Oh afirmó en una entrevista que se trata de un regalo psicológico, porque esa es la forma en la que Villanelle la ve a través de sus ojos.


15. Química inmediata.

Sandra Oh y Jodie Comer tuvieron una química inmediata desde el momento de la audición, en parte porque Sandra le obsequió a Jodie una torta de arándanos para que su actuación fuera más natural.


16. El Shepherd’s Pie.

Para que Jodie Comer no sufriera una indigestión por comer tanta carne al repetir las escenas, los productores decidieron usar una masa con maíz para que fuera este plato británico que es una especie de lasaña con papas.


17. Sandra mojada.

Para lograr que Sandra Oh estuviera mojada entre las escenas, le untaron en el cuerpo un gel y le rociaban con glicerina para dar esa sensación.


18. Rompiendo con los clichés

El encuentro entre Eve y Villanelle fue hecho en un entorno doméstico, debido a que querían romper con los estereotipos y lugares comunes a los que recurren las series de este género.