Videojuegos

Conoce el «Swatting», la peligrosa práctica de algunos gamers

El swatting es un tipo de broma pesada que consiste en movilizar a la unidad policíaca estadounidense SWAT (Special Weapons and Tactics) dando un falso aviso de emergencia para que se movilicen de forma inmediata a una dirección.

En el mundo de los videojuegos es famosa desde hace muchos años, pero se le conoce con este nombre porque en el año 2008 el propio FBI realizó un documento en el que explicaba esta evolución retorcida de las bromas telefónicas.

El swatting en los videojuegos

Esta peligrosa práctica consiste en que uno de los jugadores hace una llamada telefónica al equipo de emergencias describiendo una situación de alto riesgo, como por ejemplo algún secuestro, acto de terrorismo, violencia o disparos. Para atender la situación se deben movilizar las unidades de emergencia del equipo SWAT, que como hemos visto en películas y series. tienen armas de alto calibre.

Además, son fuerzas que están destinadas a controlar situaciones muy extremas. Entonces, los jugadores más retorcidos utilizan este estilo de «broma» para interrumpir el juego de su contrincante y darle un buen susto. Pero no necesariamente los gamers se dedican a esto, porque ya llegó a celebridades como Lil Wayne, Miley Cyrus y Justin Bieber.

el swatting en los video juegos

Afortunadamente ya existen leyes que penan este tipo de actividades, porque el hecho de que las unidades policíacas se tengan que movilizar para atender una situación falsa cuesta mucho dinero y, además, les quita tiempo de atender una situación real. Sin embargo, también es importante mencionar que una buena parte de la comunidad gamer está completamente en contra esta clase de bromas.


El swatting ya cobró vidas

El pasado 28 de diciembre de 2017 en la comunidad de Wichita en el estado de Kansas, fue abatido en la puerta de su domicilio un joven de 28 años llamado Andrew Finch, después de que el equipo SWAT atendiera una llamada que lo culpaba a él de homicidio y secuestro.

Todo empezó como un reto por parte de dos jugadores que se encontraban en una partida de Call of Duty:WWII llamados MiRuHcle y Baperizer, los cuales comenzaron a discutir y terminó con MiRuHcle enviando su dirección personal a Baperizer, desafiándolo a que le hiciera un swatting.

Pero MiRuHcle no envió su dirección si no la del jugador Andrew Finch, quien no tenía nada que ver con ellos ni su partida de esa noche. Baperizer tomó esos datos y se los mandó a otro jugador llamado SWAuTistic, quien hizo la llamada y movilizó a los agentes hasta la casa de Finch.

Cuando el equipo SWAT llegó a su casa, asesinaron a Andrew sin medir palabras, porque al parecer el hizo un movimiento extraño con sus manos, alertando a los agentes de que posiblemente el tenía un arma. Es la primera vez que se conoce que esta práctica se ha cobrado la vida de un inocente.