Cine & TV

5 razones para ver “Baby”, la nueva serie de Netflix que ya es polémica

El 30 de noviembre Netflix estrenó Baby, una serie producida en Italia que dio muchísimo de qué hablar meses antes de su lanzamiento. El proyecto parte de una adaptación bastante libre del escándalo que sacudió el país europeo, titulado Baby Squillo, en el cual fue descubierta una red de prostitución encabezada por dos adolescentes de 14 y 15 años.

Rápidamente las asociaciones que condenan la prostitución y explotación infantil, alzaron sus voces contra la serie, al considerarla una romantización de la prostitución. Sin embargo, como ya es costumbre, Netflix no se echó hacía atrás y lanzó el estreno el día acordado, obteniendo una increíble audiencia y consagrando a sus protagonistas como celebridades.

Baby narra la historia de varios adolescentes pertenecientes a familias influyentes y adineradas, que asisten a un exclusivo colegio de élite, y deben lidiar con la presión de mantener las apariencias aunque sus vidas sean un completo caos, mientras tratan de descubrir su identidad y ocupar un lugar en el mundo. En el centro, se encuentran Chiara y Ludovica, dos chicas preciosas que construyen una doble vida en la que coquetean con la prostitución y las drogas.

Tráfico, sexo, infidelidades, padres ausentes y homosexualidad, son uno de los tantos temas tabú que se tocan en una serie de 6 capítulos que duran aproximadamente 45 minutos cada uno. Pero, ¿realmente vale la pena ver Baby? Te damos 5 razones que podrían engancharte.


Instagram es el protagonista

Los teléfonos móviles y las redes sociales tienen un lugar fundamental para narrar lo que sucede. Los protagonistas se la pasan retratando cada momento en Instagram, creando una ilusión totalmente falsa de lo que en realidad están viviendo.

Suena un poco Black Mirror, pero cobra una importancia bastante marcada cuando para tener una noción acerca de alguien o conocer un poco de su historia, recurren a su perfil, obteniendo una idea totalmente errónea.

Los mensajes también son una parte fundamental en las interacciones de los personajes, que nos dan una entrada completa a su vida social a través de un smarthphone.


Las calles de Roma

Podrás vivir Roma a través de los adolescentes que protagonizan Baby. Fiestas, bailes, paseos en motocicletas y reuniones en cafés, junto con el idioma original de la serie, te harán sentir dentro de Parioli, el elitesco barrio romano.


Aborda temas tabú

Los protagonistas de esta serie pasan por situaciones difíciles a nivel personal y encuentran un escape tomando terribles decisiones. Tráfico de drogas, prostitución, pasar por el proceso del duelo al perder a un ser querido, la presión que colocan los padres sobre sus hijos, el temor a reconocer abiertamente la homosexualidad, las infidelidades y varios temas igual de álgidos, se desarrollan en Baby.


Actuaciones de 10

Un elenco compuesto por adolescentes (destacando a Benedetta Porcaroli y Alice Pagani), en su mayoría debutantes en el mundo de la actuación, le dan un toque fresco a la trama. Sin embargo, las escenas cruciales de tensión dramática son interpretadas de forma brillante, dándole un aire absolutamente creíble a la historia.


Soundtrack magistral

Cada escena crucial, cada plot, cada secuencia, está acompañada de alguna canción. Ritmos urbanos y electrónicos, con letras mayormente en italiano, que complementan perfectamente el estilo moderno de la historia.

Mención especial al tema principal: un magnífico cover que reinventa el clásico de Cindy Lauper, Girls Just Wanna Have Fun, interpretado por Chromatics.