OMG

¿Quién fue Walter Payton y por qué la NFL entrega un premio con su nombre?

Ya se conocen los 32 nominados al premio Walter Payton, la distinción anual que otorga la National Football League (NFL) a la trayectoria profesional y filantrópica de los jugadores de fútbol americano.

¿Pero por qué el premio se llama Walter Payton? Pues es un honor que se le otorgó al mejor jugador de la NFL, Walter Payton, conocido como “sweetness” por la sutileza de sus movimientos y su carácter noble, falleció el 1ero de noviembre de 1999.

Su carrera profesional 

Payton nació el 25 de julio de 1954 en Columbia, Mississippi. Desde muy joven empezó a destacar como jugador de fútbol en la secundaria, y posteriormente en la Universidad de Jackson. Fue seleccionado por el equipo All-American en 1971, y fue nombrado jugador del año en 1973 y 1974.

En 1975 comenzó su carrera profesional con los Chicago Bears, obteniendo un contrato asombroso para un jugador novato de 21 años. Ese equipo se convirtió en su casa durante toda su vida futbolística.

Durante las trece temporadas que jugó junto a los Chicago Bears, rompió innumerables récords en yardas recorridas y partidos con más de 100 yardas, hizo nueve apariciones en el Pro Bowl y ganó el premio a jugador más valioso de la NFL en dos ocasiones, 1977 y 1985.

Tras retirarse en 1987, aún mantiene el récord de yardas recorridas con 16.726 yardas, y el récord a yardas recorridas en un solo partido con 275 yardas.

Payton fue incluido en el salón de la fama de la NFL en 1993.


El hombre detrás del jugador

Walter Payton era muy querido por sus entrenadores y compañeros de equipo. Su destrezas en el campo de juego y su carácter amable, hicieron que se ganara el cariño de todos. Además, tenía muchísimo interés en causas humanitarias, a las que se dedicó paralelamente durante toda su carrera.

Payton era muy sencillo, incluso las premiaciones de sus récords como jugador no las celebraba por todo lo alto, ni de forma individualista. Siempre le agradecía a todos sus compañeros de equipo y señalaba que sus logros eran producto de un trabajo en conjunto.

Luego de retirarse se dedicó de lleno a los negocios. Invirtió en restaurantes, inmobiliarias y autos de carreras, incluso fue copropietario del equipo de automovilismo Payton/Coney Racing, junto al ex piloto Dale Coney.

Sus actividades humanitarias también fueron fundamentales para él, en su fijación por ayudar a los jóvenes fundó la Halas Payton en 1988, con el fin de favorecer a los niños del centro de  Chicago. Más tarde formó otro centro humanitario, la fundación Walter Payton destinada a brindar a apoyo a niños de Illinois.


Vida personal

Walter se casó y tuvo dos hijos, Jarrett y Britney con su viuda, Connie Payton. Jarrett es jugador de fútbol profesional como su padre.

En 2011, se estrenó una polémica biografía escrita por Jeff Pearlman y titulada The enigmatic life of Walter Payton, en la que se habla sobre las adicciones del jugador a los analgésicos y antidepresivos, los líos amorosos que protagonizó en 1993 con su esposa y su amante, su lucha contra la depresión e incluso sus intentos de suicidio.


El legado de Walter Payton 

Walter murió el 1ero de noviembre de 1999, a causa de un extraño cáncer de hígado. Poco después de su muerte, la NFL renombró su premio a Hombre del Año como premio Walter Payton, en honor a la trayectoria del legendario jugador.

Desde entonces, la liga hace 32 nominaciones año tras año, cuyo ganador es recompensado con 25.000$ que puede utilizar en la causa benéfica de su preferencia, los otros nominados reciben 1.000$ que pueden utilizar también en la causa benéfica que deseen.

El ganador es elegido por un panel de jueces conformado por el comisionado de la NFL, Connie Payton, el ganador del año anterior y una lista de exjugadores.