Boom!OMG

¿George H.W. Bush murió a causa del síndrome del corazón roto?

George H.W. Bush murió a l0s 94 años en su casa de Houston el pasado 30 de noviembre, menos de ocho meses después de su esposa Barbara, quien tenía 92.

La causa de muerte Bush no se supo de inmediato, pero una serie de factores pueden hacer que los esposos mueran casi al mismo tiempo. De acuerdo a un estudio de 2013 publicado en Journals of Gerontology encontró que cuando un cónyuge fallece, aumenta el riesgo en un 30% de que la  otra persona muera, en comparación con los que todavía están casados.

George H.W. y Barbara tenían 17 y 16 años, respectivamente. Su unión de 73 años los convirtió en la pareja presidencial con más años de matrimonio. Esto abre la posibilidad de que el expresidente no pudo soportar la tristeza de estar sin su compañera de toda la vida.


Síndrome del corazón roto

¿Entonces Bush padre murió por el dolor de perder a su esposa? El Dr. Martin Samuels, presidente de neurología en el Brigham and Women’s Hospital en Boston explicó las probabilidades de este fenómeno conocido como el síndrome del corazón roto o cardiomiopatía takotsubo:

«El cerebro tiene un sistema para lidiar con el estrés agudo, grave y potencialmente mortal. (Con el síndrome del corazón roto), el estrés es tan grande que los productos químicos afectan al corazón de manera que no se contrae normalmente (…) Asume una forma anormal, lo que conduce a una disminución del flujo sanguíneo a las arterias coronarias y al resto del cuerpo».

El síndrome del corazón roto no necesariamente se produce justo después de que la pareja muere. Los recuerdos y los sueños que ocurren en las semanas y meses después de la muerte de un cónyuge pueden ser lo suficientemente alarmantes como para desencadenar la respuesta de estrés, comentó Samuels.

También se sabe que la afección se evidencia en aquellos que han perdido un hijo. Por ejemplo, Debbie Reynolds, quien falleció un día después de su hija, Carrie Fisher, en 2016. De hecho, lo mismo podría suceder con la muerte de una mascota o una amiga muy cercana.

El síndrome del corazón roto es a menudo reversible, según explicó el doctor. Sin embargo, afirmó que aún si este síndrome no se manifiesta, el estrés puede comprometer gravemente a otros órganos. «Perder a un cónyuge es una de las circunstancias más estresantes que los seres humanos tienen que enfrentar», comentó.


La importancia de la compañía

La compañía de otra persona, en el caso de un matrimonio es un claro beneficio para la salud, pero si llega la soledad y se termina la unión de forma abrupta, se eleva la posibilidad ataques cardíacos o un derrame cerebral.

Por ello, el Dr. Samuels, experto en el síndrome del corazón roto, resaltó la importancia de que aquellas personas que enfrentan una pérdida tengan la compañía de sus seres queridos, para ayudarlos a sobrellevar esta situación.

Fuente: Time