Cine & TVOMG

5 casos reales y aterradores que inspiraron «American Horror Story»

American  Horror Story llegó a las pantallas en 2011, relatando aterradoras historias de casas encantadas, hospitales psiquiátricos escalofriantes, aquelarres de brujas, vampiros, hechicería y eventos paranormales. Temporada tras temporada, el show logra helar la sangre de los espectadores con su particular forma de evidenciar que todos los hechos atroces comienzan por decisiones humanas.

«All monsters are human» es una premisa perfecta para entender lo que trata de trasmitir AHS y cobra muchísimo más sentido cuando nos damos cuenta que cada entrega de la serie está inspirada en algún hecho real.

Por más inverosímil que parezca, cada trama tiene algún tinte de realidad, y en esta nota te hablaremos de los 5 casos más aterradores a los que se ha hecho referencia  American Horror Story.


La Dalia Negra

En la primera temporada titulada Murder House, uno de los tantos fantasmas que habitaban la casa era una dulce chica de cabello negro que acudió al dentista por ayuda, pero él la mata accidentalmente con anestesia mientras la viola. No conforme con esto, luego le hace terribles mutilaciones que incluyen una terrorífica cicatriz en la cara.

El personaje de esta chica está inspirado en el caso de La Dalia Negra, el nombre con que fue bautizada Elizabeth Short por la prensa luego de ser encontrada en Los Ángeles, picada por la mitad y con los extremos de la boca abiertos hasta las orejas formando una grotesca sonrisa.

Este asesinato que conmocionó al mundo en la década de los 40, aún no está resuelto, pues nunca se supo quién fue el autor de tal crimen.


Lobotomías

Las lobotomías se evidencian en American Horror Story: Asylum, la segunda temporada de la serie que cuenta la historia de un terrible hospital psiquiátrico.

Consistiendo en destrozar una parte de la corteza cerebral, las lobotomías se consideran como una práctica horrible y poco ética, pero en el siglo XX era un procedimiento bastante común para tratar las enfermedades mentales.


Madame LaLaurie 

En la tercera temporada, conocimos a Madame Lalaurie, una mujer de la alta sociedad de Nueva Orleans que era terriblemente racista y torturaba a sus esclavos. A pesar de que la pócima de la inmortalidad y el hecho de que la enterraran viva son licencias de los guionistas de la serie, la parte de las torturas sí es cierta.

En 1834, luego de un incendio en la casa de Delphine LaLaurie, varios civiles y bomberos trataron de entrar para ayudar a evacuar el domicilio, y se encontraron con un cuarto lleno de esclavos esqueléticos, mutilados, atados con cadenas y con collares de púas.

Actualmente, la casa de Madame LaLaurie es una de las atracciones turísticas más famosas de Nueva Orleans.


H. H. Holmes

AHS: Hotel contó con la participación estelar de Lady Gaga, y nos llevó a la historia de un siniestro hotel que era una trampa mortal para todos sus huéspedes. El primer propietario de este enigmático hotel es James March, personaje interpretado por Evan Peters e inspirado en H. H. Holmes, el primer asesino en serie de Estados Unidos.

El Holmes Castle era una construcción propiedad de Holmes, de la cual solo él conocía su auténtico diseño, ya que utilizaba diferentes arquitectos y constructoras y los despedía a la mitad de la obra para que solo él conociera su verdadera estructura.

El castillo, ubicado en Chicago, estaba lleno de trampas mortales, laberintos y toboganes. Los sótanos contenían piscinas de ácido o cal para que no quedaran evidencia de los cuerpos.

Holmes solo admitió 27 asesinatos, pero se cree que el Castillo tuvo al menos 200 víctimas.


La condesa sangrienta

Interpretada por Lady Gaga, con un aire muchísimo más pop, el personaje de Elizabeth Bathory, existió en realidad. Considerada la asesina más grande la historia, y acusada de prácticas satánicas y vampirismo, se cree que asesinó a más de 600 niñas.

La leyenda de Elizabeth Bathory sigue siendo una de las más enigmáticas. Se dice que utilizaba la sangre de sus víctimas para darse baños de rejuvenecimiento porque estaba obsesionada con la belleza.