Cine & TVOMG

Diferencias entre el cómic y la serie de «Chilling Adventures of Sabrina»

Chilling Adventures of Sabrina es una de las últimas grandes apuestas de Netflix, que nos cautivó a vísperas de Halloween, trayéndonos la historia de una Sabrina Spellman bastante diferente a la querida bruja adolescente que marcó la década de los 90.

Con una trama llena de brujería, satanismo y gore, repleta de guiños a clásicos del terror como The Exorcist y A Nightmare on  Elm Street; las aventuras de Sabrina en su lucha por convertirse en bruja sin renunciar a su humanidad, se han vuelto un éxito viral.

Este proyecto que vino de la mano del también creador de Riverdale, Roberto Aguirre-Sacasa, es la adaptación de un cómic estrenado en 2014, que si bien provino de la misma mente maestra, tiene unas diferencias bastante marcadas con respecto a la serie.

Así que es hora de que te prepares, porque si creíste que Chilling Adventures of Sabrina es una serie bastante dark, se te erizará la piel con su historia original.


La muerte de los padres de Sabrina

Los padres de Sabrina no mueren en el cómic. Su padre mete a su madre en un manicomio luego de lanzarle un hechizo para que pierda la razón, y posteriormente es condenado a irse al infierno por un trato incumplido con el Señor Oscuro.  Muy diferente a como ocurre en la serie, ya que según la adaptación de Netflix,  mueren en un accidente.


Las Hermanas Extrañas

Prudence, Dorcas y Agatha, las temibles hermanas extrañas que le hicieron la vida imposible a Sabrina, en la historia del cómic se tratan nada más y nada menos que de Veronica Lodge y Betty Cooper ¡Así como lo lees! Al pertenecer al mismo universo de Archie Comics, los personajes de Riverdale están muy involucrados en la trama original, y de esta forma el trío malévolo lo conforman Betty, Verónica y Carla (un personaje en quien seguramente está inspirada Prudence).


Madam Satán

En la serie, Madam Satán toma el cuerpo de la maestra Porter para acercarse a Sabrina, revelando su verdadera identidad en el último capítulo, presentándose como Lilith, la primera esposa de Adán y concubina del señor Oscuro. En el cómic, Madam Satán era una bruja que estaba comprometida con Edward Spellman, quien la deja para casarse con Diana, la madre de Sabrina que es una mortal.

Ante tal decepción, la bruja decide lanzarse a unos leones del zoológico para terminar con su sufrimiento, pero al morir, descubre que se encuentra en los pozos de Gehenna, un lugar en el infierno reservado para los suicidas. Allí permanece sin rostro, hasta que Betty y Verónica la reviven con un hechizo.

Una vez logra tomar de nuevo una forma humana, empieza a tramar un plan para vengarse de los Spellman.


La muerte de Harvey

Harvey muere en el bautizo de Sabrina. Pues sí, al final de la ceremonia, el amado novio de nuestra hechicera (quien en los cómics es un jugador de fútbol que se fija en Sabrina luego de que Ambrose y ella lo hechizan), aparece en el bosque y es asesinado por varias brujas. Sabrina lo revive con la ayuda de las Hermanas Extrañas y Madam Satán, pero no trae su alma de vuelta, sino la de su padre, Edward Spellman, quien a partir de ese momento, posee el cuerpo de Harvey.

En la serie, quien fallece es el hermano de Harvey, Tom Kinkle.


Ambrose Spellman, el primo cautivo de Sabrina

El personaje de Ambrose es muy similar en ambas historias: un primo de Sabrina que se mantiene cautivo como castigo por intentar destruir el Vaticano. Las diferencias más resaltantes son que en el cómic Ambrose es caucásico, mientras que en la serie es afroamericano.

Además, en la serie el familiar de Ambrose (los duendes que toman forma de animales para servir a las brujas) es un ratón llamado Leviathan, mientras que en el cómic tiene dos serpientes llamadas Nag y Nagaina.


Salem sí habla

Salem sí habla en el cómic. De hecho, es un personaje bastante sarcástico y con un marcado humor negro a diferencia de la serie, porque se reúne con Sabrina luego de que ella lo invoca.

En la historia original Salem llega a sus manos cuando era una niña de 6 años, como regalo de sus tías Hilda y Zelda.


Las tías Hilda y Zelda

A pesar de que en la serie nos quieren mostrar una dinámica de Caín y Abel con Hilda y Zelda, en el cómic ambas son muy serias y despiadadas, pero le muestran una devoción increíble a su sobrina en ambas historias.


Estación Gehenna

La Academia de Brujas, que es representada como una estación de tren en la serie (cuyo nombre es Gehenna, lo que en muchas religiones significa «lugar infernal»), no existe en el cómic.