Boom!Cine & TV

La mansión de “The Haunting of Hill House” realmente está embrujada

La serie sobrenatural de Netflix, The Haunting of Hill House, debutó con un buen número de críticas positivas y se posicionó como una de las mejores series de horror de la plataforma. El espectáculo se basó en la novela de 1959 del mismo nombre escrita por Shirley Jackson.

Hill House es una una antigua mansión espeluznante que está en pie desde hace muchísimos años, y resulta que así como sucedió en la serie, los fantasmas también atormentan en la vida real, según revelaron los antiguos propietarios de la casa.

Neil y Trish Liechty, quienes compraron en 2013 la mansión ubicada en LaGrange, Georgia, le dijeron a The Blast que, en efecto, en su propiedad habitaban entes paranormales. Neil reveló que nunca creyó en fantasmas hasta que se mudó ahí con su esposa. Recordó una serie de incidentes en los que ocurrieron cosas extrañas e inexplicables.

Dijo que solía escuchar música proveniente de varios rincones de la casa cuando en realidad no tenía ningún instrumento musical instalado. También describió el olor a humo de tabaco… súper extraño, pues ninguno de ellos fumaba. En otra situación inusual, Neil descubrió que su teléfono celular desapareció de su escritorio y luego reapareció un par de semanas después en el mismo lugar.

La maldición de Hill House

Neil y Trish aseguraron que los espíritus ingobernables que se originaron a partir de principios de la década de 1920 eran los residentes de un edificio que solía existir en el lugar. Revelaron que el propietario de la vivienda mantuvo intacta una habitación de la estructura original cuando la remodeló en 1997.

La pareja afirmó que esta habitación original tenía alguna conexión con los eventos extraños. Ellos vendieron la casa hace más de un año, pero están seguros de que los espíritus los siguieron incluso en su nueva casa… ¡Qué miedo!