Cine & TV

Satanismo y ocultismo en el cine: Las mejores películas

El ocultismo, los demonios y las casas malditas siempre han estado presentes en el cine de terror, pero son pocos los filmes que han sabido capturarlo con auténtica destreza y pureza, dependiendo de la creencia. A lo largo de la historia han habido películas tan perturbadoras que han logrado alcanzar la etiqueta de películas satánicas, lo que muchas veces viene acompañado de nerviosismo, censura y muchas leyendas urbanas.

Rosemary’s Baby (1968) de Roman Polanski

Empezamos con la que quizá es la película que más leyendas urbanas ha generado a lo largo de la historia del cine, El Bebé de Rosemary es fácilmente catalogada como la joya en el obscuro catálogo de Roman Polanski.

La cinta sigue generando una sensación perturbadora por sus similitudes con el infame asesinato de Sharon Tate –esposa del director– cometido por el clan de Charles Manson solo unos meses después del estreno.

rosemary's baby


The Exorcist (1978) de William Friedkin

Quizá la cinta más conocida de todo el top, es un clásico y una imperdible de cuando se habla de terror y demonios. Su estreno provocó una abrumadora aceptación por parte del público y también de la crítica, llevándola así a la cima y a ser una de las cintas más influyentes de la historia.

Su éxito se le atribuyó a la austeridad y al realismo de la historia. Si aún no la has visto, la advertencia es que con ello se corre el riesgo de que la joven posesa se vuelva una visitante recurrente en las peores pesadillas.

the exorcist


The Witch (2015) de Robert Eggers

La cinta que rompió todos los estereotipos y prejuicios que le teníamos al cine de terror actual, The Witch o La Bruja, con un simple juego de plano y contra plano logra generar una inquietud inabarcable. Puede ser quizá la mejor actuación de la joven actriz Anya Taylor‑Joy hasta la fecha y Eggers, un director que debemos estar pendiente de su camino, promete mucho.

the witch


The Omen (1976) de Richard Donner

Cuando Kathy Thorn da a luz a un bebé muerto, su esposo Robert le oculta la verdad y sustituye a su hijo por un niño huérfano, ignorando su origen satánico. El horror empieza cuando, en el quinto cumpleaños de Damien, inesperadamente, su niñera se suicida. Una primicia que deja la duda y te invita a medianoche a ser vista, una cinta admirada por su historia y su banda sonora.

the omen


Hereditary (2018) de Ari Aster

Por último, te dejamos una joyita actual que aspira a convertirse en una de las mejores películas de la historia, Hereditary o El Legado del Diablo. La trama es perturbadora por sí sola, con una familia aquejada por la muerte de la abuela y peor aún, por el oscuro pasado que la rodea.

El resultado es una cinta que se caracteriza por su poderosa carga simbólica, como el convertir el legado ancestral en fuente de maldad y perversión al interior de toda una familia, lo que se convierte en una alusión directa al pasado histórico de una nación que parece estar en decadencia ante sus propios demonios. El diamante del Ari Aster, y la búsqueda en ser el mejor.