FotosOMG

Celebridades que burlaron la ley y evitaron estar tras las rejas

La ley es la herramienta por la cual se castiga a una persona por sus actos de forma tal que esa persona logre reflexionar, pagar o entender porqué lo que hizo no debe hacerse o no debe repetirse.

Sin embargo, en algunos casos la ley no aplica. Curiosamente esto ocurre cuando hay personas de poder o dinero de por medio; un ejemplo perfecto de esto son los famosos, que en su mayoría han logrado salir impunes ante crímenes por los que cualquiera habría pagado años e incluso cadena perpetua. Aquí te mostramos quienes son algunos de estos «suertudos».

Khloé Kardashian

En 2007 esta famosa Kardashian fue arrestada por conducir bajo la influencia del alcohol por lo que recibió una condena de 30 días en prisión. A diferencia de muchos, no cumplió la sentencia ya que a las 3 horas de haber ingresado en el penal, fue liberada.

Al parecer, sí hay beneficios por ser la hija de uno de los abogados más salvajes de Estados Unidos (Robert Kardashian); recordemos que el padre de Khloe en sus tiempos solía defender a otros famosos en desacatos graves a la autoridad.

Uno de los más sonados fue el de OJ Simpson y su juicio por asesinato en 1995. Aunque, siendo honestos, una de las razones por las que Khloe pudo haber salido tan fácilmente, lejos de la fama de su padre, pudiere ser porque simplemente es una Kardashian.


Jay-Z

En 2001, Shawn Carter, o mejor conocido como Jay-Z habría apuñalado a Lance Rivera repetidas veces con un cuchillo de aproximadamente 6 centímetros; al parecer ya había problemas entre ambos y todo se habría desencadenado al encontrarse en la fiesta de lanzamiento de un albúm en donde la discusión acalorada acabó con el evento de manera trágica.

Lo curioso es que luego del incidente, Jay-Z salió sin cargos importantes y solo recibió una advertencia bajo tres años en «libertad condicional» mientras que su «ahora amigo» Rivera habría sido remunerado por más de 600.000$ por parte del músico; poco después Lance no volvió a decir nada en contra de Jay-Z. Este es un crimen por el que cualquier otro ciudadano podría haber enfrentado 15 años o más.


Justin Bieber

Bieber habría causado daños costosos (hablamos de miles de dólares) en la casa de un vecino, ¿la razón? aún se desconoce. Lo que sí se sabe es que poco después de eso, en 2014, Bieber habría aceptado y firmado un acuerdo en donde se le supervisaría mediante clases para el manejo de la ira y se le darían dos años de libertad condicional. Además de esto, tuvo que pagar días de servicio a la comunidad junto a una remuneración de $81,000 para el vecino que sufrió los daños.

Puede parecer justo pero lo cierto es que esta no sería la única ocasión en la cual el cantante habría de pagar por sus crímenes, ya que a mediados del 2016 fue visto conduciendo en carreras ilegales en el sur de Florida y no solo eso, sino que habría estado bajo la influencia de sustancias como la Marihuana y Xanax.

Incluso se resistió al arresto; lo curioso (por no decir obvio) es que en lugar de pagar sentencia, llegaría a un acuerdo para tomar clases de manejo de ira (sí, de nuevo) y solo tuvo que finalizar el acuerdo tramitando una donación por más de 49.000$ a centros caritativos.


 Chris Brown

Este artista habría sido amado por muchos en su momento, sin embargo supo cómo hacer que todos lo odiaran luego de su actitud errática en diferentes ocasiones.

Es conocido por haber tenido peleas en sitios públicos con diferentes famosos, entre los que destacan Drake y su ex novia Rihanna; el caso de Rihanna sería uno de los más sonados y todo luego de que, en 2009, se filtraran las fotos que evidenciaban la violencia con la que fue golpeada luego de tener una discusión con Brown. 

Según los medios, Chris habría pagado solo un día de prisión y luego de eso salió en libertad, como si nada hubiera sucedido.


Lindsay Lohan

La ex estrella de Disney, conocida por su papel estrella en Juego de Gemelas, habría escapado en repetidas ocasiones por el delito de conducir en estado de ebriedad. Sin embargo, fue arrestada en una de esas oportunidades ya que no solo manejaba bajo la influencia del alcohol sino que portaba drogas duras como cocaína y marihuana.

Solo duró un aproximado de dos horas en la cárcel porque «casualmente» estaba sobresaturada de criminales para ese entonces.


 Mark Wahlberg

¿Sorprendidos?, pues prepárense porque eso no es lo peor. Al parecer el simpático Wahlberg tuvo más de un encontronazo con la ley y esto motivado a su racismo incipiente; y sí, leíste bien.

En su juventud se caracterizó por ser una especie de «matón» y es que con tan solo 16 años habría atacado a dos niños afroamericanos con piedras mientras que luego sería conocido por haber golpeado a un vietnamita con un madero gigante hasta el punto de noquearlo y casi matarlo.

En ambas oportunidades solo fue sentenciado a pocos años en prisión, lo controversial sería que para los dos casos solo pagó un aproximado de 40-45 días en prisión. Actualmente se conoce por sus crímenes relacionados a la ira en donde destaca uno en el cual hirió severamente a una persona en la mandíbula, y sí, tampoco fue a prisión por este último.


Sean Combs

Combs o Puff Daddy como lo conocen otros, es un personaje muy conocido en el mundo de los famosos; al parecer en 1999 habría disparado un arma en un club nocturno y todo solo porque haberle derramado la bebida a alguien.

Después de todo esto, un amigo de Combs habría sacado su pistola y abierto fuego contra el hombre, uniéndose a Sean quien ya habría comenzado los disparos. Hubo un aproximado de 3 personas inocentes heridas de gravedad. Lo alarmante es que luego del incidente, a pesar de todo esto y de que Combs intentó sobornar a las autoridades, salió ileso y con una condena de apenas 9 años de cárcel que misteriosamente no se cumplieron del todo.

Al menos hubo un final feliz para las tres personas heridas ya que todas recibieron una jugosa indemnización por el pago de 1.8 millones de dólares.


Britney Spears

Ah, ¿qué sería de un top de celebridades sin la clásica Britney? En el año 2006 fue vista conduciendo con su hijo, de tan solo cuatro meses en su regazo y sin ninguna protección, un año después habría de ser acusada por golpear a inocentes con su coche mientras conducía sin licencia; y para completar esto, según su ex esposo, Kevin Federline no había nadie más irresponsable que ella al momento de cuidar a sus hijos.

Kevin aclaró que en más de una ocasión la vio tomando sustancias indebidas frente a ellos. Como es de esperarse, nunca pagó por sus crímenes ni pagó un solo minuto tras las rejas. Después de todo, es Britney Spears.


Laura Bush

Sí, leíste bien. La ex primera dama de EEUU estuvo involucrada en la muerte de un «amigo» luego de que ella lo hubiera golpeado «accidentalmente» con su vehículo.  A la corta edad de 17 años de edad, Laura pasó por alto las señales de tránsito y golpeó a un transeúnte que según habría sido su amigo para ese entonces.

Lo curioso del caso es que nunca fue procesada por ello; cabe resaltar que ella es hija de padres poderosos, ¿habrán pagado en su momento por los crímenes de su hija? Nunca lo sabremos.


Alec Baldwin

No es raro ver a alguien de la familia Baldwin destacando en los medios de comunicación, sin embargo, esta vez fue por las razones equivocadas. El eminente actor es conocido por sus numerosas escenas en público, entre las cuales nunca ha ocultado su descontento ante los paparazzi.

Entre sus crímenes están haber golpeado a varios de ellos. En este momento muchos pensarán que es lógico (además, todos sabemos como son los paparazzis cuando se trata de privacidad) que un actor reaccione así y más cuando se le está violentando su espacio personal; no obstante, lo inquietante es cómo este Alec ha respondido al momento de tener que enfrentarse ante la ley para «pagar» por sus consecuencias.

Al parecer el actor siempre presenta una actitud prepotente y maliciosa en cuanto se le hacen procedimientos legales. La última vez en atacar a un paparazzi terminó por romperle la nariz; su respuesta ante las autoridades habría sido tan sorprendente como grosera.

«¿Qué edad tienen estos oficiales? Ellos ni siquiera saben quien soy yo.»

Para fortuna de Alec, el juez que le tocó en su momento sí supo quién era y en lugar de hacerle cumplir sentencia en cárcel, solo le advirtió que fuera mejor persona la próxima vez e incluso tuvo la cortesía de desearle un buen día al actor. Esto es un claro ejemplo de que si se tiene poder, y fama, la ley no es algo para preocuparse.