Boom!

Justin Bieber continúa haciéndole la vida imposible a un exvecino

Meterte con una celebridad puede salirte muy caro. Hace poco lo comprobábamos con Jennifer Lawrence, quien consiguió que el hacker que difundió sus nudes en la web fuese a prisión, y hoy lo confirmamos con Justin Bieber.

El cantante canadiense tiene una especie de «guerra» con uno de sus exvecinos, según reporta TMZ. El hombre, de nombre Jeffrey Schwartz, lo ha demandado constantemente desde el 2014 a raíz de todos los daños que Justin, dándose la buena vida, le hizo a su casa y al vecindario donde ambos vivieron. Inclusive, el intérprete de Sorry ya le desembolsó 80 mil dólares para hacer algunas reparaciones que él causó.

Sin embargo, para Jeffrey y su esposa esto parece ser insuficiente. Recientemente aseguraron que Justin es el causante de todas las «angustias emocionales» de ellos, en vista de todas las veces que lo vieron peleando, destrozando cosas o gritando en medio de la localidad. Y por supuesto presentaron una demanda.

A simple vista, esto podría tener algo de sentido. Recordemos que a Justin le fue imposible conseguir un hogar por este tipo de cosas, e inclusive tuvo que vivir en un hotel por una buena cantidad de meses. No obstante, el cantante no se tomó nada bien la nueva demanda, y decidió tomar cartas en el asunto.

A través de documentos legales, el cantante y su equipo demostraron que Jeffrey no estaba jugando del todo limpio. Por ejemplo, dieron a conocer que financió una compañía pornográfica llamada Erotizen a espaldas de su familia, y que probablemente ello le generaba la mencionada «angustia emocional».

Además, también encontraron que otro negocio de Jeffrey de nombre Sellet Networkers recogía múltiples quejas por su mal servicio, y lo más seguro es que a Justin no le tome mucho tiempo encontrar a los clientes que deseen dar su testimonio al respecto.

¿Conclusión? Nunca te metas con Justin Bieber, a pesar de que también tengas dinero y menos si ya lograste sacarle unos 80 mil dólares.