Boom!

Harvey Weinstein insiste en que una de sus acusantes miente

Siempre que creemos que el caso de Harvey Weinstein está llevándose «por lo sano» y dentro de los parámetros de la ley en los Estados Unidos, nuevos detalles salen a la luz. En esta oportunidad, porque el «Depredador de Hollywood» como ha conseguido mal llamarse, asegura que una de sus tantas acusantes miente: Ashley Judd.

Weinstein asegura que la actriz no tiene pruebas suficientes como para culparlo, y que solo está jugando a las «adivinanzas» en vista de que su carrera no salió como ella lo deseaba. Además, también presentó algunos documentos donde le pedía al tribunal no proceder con la demanda presentada por Judd, porque como argumento principal se tiene que en 2017 el director Peter Jackson dijo que Judd no obtuvo ningún papel en The Lord Of The Rings porque Weinstein lo impidió.

Sin embargo, aún quedan muchos cabos sueltos dentro de la historia. Judd, por su parte, se mantiene fiel a que el descenso de su carrera ha tenido como principal responsable a Weinstein. Insiste en que todo lo ocurrido en aquella habitación de hotel donde el productor de cine quiso hacer de las suyas con ella, fue lo que desencadenó todo.

Ahora, lo «extraño» del caso es que Harvey no niega que existió tal encuentro, de hecho, simplemente dice que este «no fue severo» y que por ende ni Judd, ni Jackson, ni los abogados que representan a la contraparte tienen más que argumentos y testimonios ficticios para armar el caso.

En pocas palabras, admite que algo sucedió en el hotel, pero no cree que sea tan explícito como Judd lo relata.