Boom!

El dealer de Demi Lovato aseguró que la cantante conocía muy bien lo que consumía

Hace una semanas atrás Demi Lovato ingresó a emergencias producto de una sobredosis de estupefacientes. Inicialmente la sospecha médica era que la intérprete de Sober había usado heroína para satisfacerse, pero más adelante los estudios demostraron que se trataba de otro tipo de droga. Se trataba del fentanilo, el mismo opiáceo sintético que acabó con la vida de Prince en su momento, por allá en el abril del 2016.

Hoy, gracias al portal de noticias TMZ, nuevos detalles sobre esta recaída salen a la luz. En esta oportunidad, a través de uno de sus protagonistas secundarios: el dealer de Demi. Su nombre es Brandon Johnson y proveía recurrentemente a la cantante de toda clase de pastillas y drogas. De hecho, entre el equipo de la misma ya era señalado como su «dealer de confianza».

De acuerdo a lo declarado por Brandon, Demi «sabía 100% lo que estaba tomando» y que aquella noche lo contactó por mensajes cerca de las 4 de la madrugada. Él asegura que la hora podría tener algo que ver con el episodio, porque es difícil conseguir productos de «calidad» en determinadas situaciones.

«Le dije que eran píldoras de after market… entendió lo que estaba tomando (…) estaba un poco borracha, nada fuera de lo común (…) no sé qué había mezclado en las píldoras. Son cosas que pasan, desafortunadamente. Aún fumar puede lastimar a alguien», dijo.

Finalmente, el «comerciante» recordó que aquella noche la cantante cayó dormida y desmayada: «Se quedó dormida. Pasa todo el tiempo. Hacemos lo que hacemos… y se desmayó. Estaba dormida».