Boom!Cine & TV

Top 10: Las mejores adaptaciones cinematográficas de las obras de Shakespeare

Hay aproximadamente más de 400 adaptaciones filmadas de las obras de William Shakespeare. El más aclamado, influyente y posiblemente el mejor escritor de todos los tiempos.

La cuestión de todo esto no es la cantidad, sino la calidad. Shakespeare es particularmente difícil de adaptar. Su trabajo es complejo, extenso y difícil de capturar completamente incluso en el escenario, por lo que filmar sus obras no es una tarea fácil.

El trabajo de Shakespeare es magistral, pero sus tragedias son probablemente sus mejores obras. Esta entrada está dedicada a aquellas películas que le hicieron justicia al dramaturgo.

10
Titus (1999)

Basada en Titus Andronicus

Conserva la trama y el diálogo de la obra, pero la traslada de la Antigua Roma a un mundo de fantasía anacrónico que mezcla imágenes clásicas y modernas.

Sin embargo, la película tiene algunos problemas (dura 2 hr 42 min), pero en su mayor parte es una adaptación absurda, depravada y entretenida que sigue estando muy subestimada.


9
Romeo y Julieta (1968)

Una adaptación muy conocida de la historia de amor más querida del mundo. Se adhiere mayormente a la obra, aunque parte del diálogo se descarta. La actuación no es genial, pero la película es muy conmovedora y tiene una sensación melodramática y genuinamente romántica que es difícil de resistir.



Romeo + Julieta (1997)

Esta es una de las obras con más adaptaciones en el cine. En esta película, al igual que la anterior, tiene una sensación sincera, romántica y deliciosamente exagerada que hace que sea difícil no meterse en ella.

No es perfecta; es un poco agotadora. Pero a fin de cuentas, funciona muy bien la adaptación, ya que moderniza creativamente la obra pero también la respeta y conserva su esencia.


7
O (Laberinto envenenado, 2001)

Basada en Otelo

Está ambientada en la escuela secundaria, no usa el diálogo de Shakespeare, y tiene algo del enfoque de Romeo + Julieta, pero O es mucho mejor. Es otro recuento moderno de una tragedia de Shakespeare con adolescentes.

Este filme está increíblemente infravalorado. A pesar de carecer del diálogo y tener solo 90 minutos de duración, realmente transmite el poder de la obra.


6
King Lear (1971)

Basada en King Lear

Una adaptación británica ambientada en Dinamarca. Es una película realmente excelente que probablemente nunca hayas visto. Te lleva a una obra ya de por sí devastadora y miserable, y te hace sentir aún más oscuro, gracias a la inquietante cinematografía en blanco y negro y los paisajes dispersos.


5
Throne of Blood (1957)

Basada en Macbeth

Está ambientada en el Japón feudal, pero tiene tantas libertades que no es la adaptación más fiel a la obra. Pero no por eso deja de ser una de las mejores adaptaciones de Shakespeare de todos los tiempos. Realmente resalta los elementos de horror en Macbeth, con toda la locura y la oscuridad que merece y necesita la tragedia.


4
Macbeth (2015)

Esta es relativamente fiel. La narración es la misma, pero es una adaptación muy cinematográfica que le destaca las imágenes sobre el diálogo. En esta ocasión el filme está lleno de rabia, intensidad y violencia gráfica. Esta es una visión memorablemente física y visceral que, a pesar de que el diálogo se recorta, representa la oscuridad de la obra.


3
El Rey León (1994)

Basada en Hamlet

Sí, el Rey León es una adaptación suelta de Hamlet. Sin embargo, solo utiliza la obra como punto de partida. El Rey León es una película realmente maravillosa; gracias a sus canciones increíbles, a su hermosa animación y a su emocionante historia.

Sin duda es una parte importante de muchas generaciones de padres e hijos. A partir de las influencias shakesperianas se convirtió en un verdadero clásico y una de las mejores películas de animación tradicional de todos los tiempos.



Hamlet (1996)

Una adaptación que dura cuatro horas con 20 minutos, sí ¡Cuatro! Pero está tan bien hecha que saca a relucir la grandeza de la obra y hace que ese tiempo desaparezcan como si nada. El filme le hace justicia a la obra. Todo está excelentemente representado y triunfa como una gran película en general. Nada más se podría pedir.



Ran (1985)

Basado en King Lear

La otra película de Shakespeare de Akira Kurosawa (Throne of Blood fue la primera), fue su última epopeya y se adaptó al Rey Lear. Se tomó las libertades necesarias para hacer de Ran la mejor película de Shakespeare que jamás se haya hecho. La actuación es increíble, el drama es estremecedor y las imágenes son verdaderamente impresionantes.

Esta es una verdadera obra maestra y una adaptación perfecta que rinde homenaje a su fuente y la agrega un plus extraordinario.