OMG

El curioso final que tuvieron en común algunas amantes de Hitler

Adolf Hitler hizo de la historial universal un antes y después a partir de su «simple» ideología. Gracias a ello el nazismo, hasta el sol de hoy, continúa siendo un tema álgido de discusión.

Para algunos, esta doctrina significa el regreso de recuerdos aterradores, mientras que para otros se trata de la puesta en práctica de la locura. Hoy, sin embargo, no queremos hablar de la maquinaria nazi. Hoy queremos hablar de un pequeño pero curioso detalle que tiene que ver con su líder. Específicamente, con las historias que involucran a sus muchas amantes.

Hace poco nos encontrábamos navegando en el submundo de Twitter y la cuenta @Montreal_I pescó nuestra atención de forma sencilla. Y por si lo sospechan: sí, somos fanáticos de los hilos en la red social del ave azul y por eso nos mantenemos muy al pendiente de ella.

La usuaria cumplió  su promesa e hizo un resumen del historial amoroso de Hitler. Y poco a poco las «coincidencias» perturbadoras entre las candidatas nos fueron enloqueciendo. Cabe destacar que obviamente todo el trabajo investigativo no corrió solo por su cuenta, porque nosotros también sacamos nuestra lupa y empezamos a indagar.

Pues bien, la historia siempre ha señalado que la amante de Hitler fue Eva Braun. Pero ella no fue la única -en términos amorosos- y todas acabaron suicidándose o intentándolo.

Mimi Reiter, una admiradora del líder nazi comenzó con él una relación a pesar de los 20 años de edad que les separaban. Tal diferencia fue usada por la prensa contra Hitler y esto acabó el de ambos. Fue entonces cuando Mimi intentó suicidarse, aunque un familiar evitó la tragedia. Al tiempo, por suerte, se casó con otro hombre y dejó al «intenso» Hitler en el pasado.

Otra de ellas fue Winifred Wagner, la autora del famoso «Mein Kampf». Es considerada por muchos historiadores como una de las más ignoradas de la época nazi, por lo cual existen sospechas sobre su paradero final.

Luego fue el turno de Geli Raubal, su sobrina. Mantuvieron una relación afectiva íntima a pesar de los años entre ellos. En 1931, tras una pelea, Hitler se marchó y ella en respuesta se pegó un tiro, acabando con su vida. La pistola que usó era del mismo Hitler, lo que lo llevó a tener que declarar en la comisaría. Evidentemente sus detractores políticos usaron este suceso para atacarlo públicamente.

Eva Braun entra formalmente en la historia del líder nazi. Su relación fue la que más años duró y era conocida por todos. Sin embargo, Braun también intentó suicidarse varias veces por problemas amorosos, hasta que finalmente acabó sus días en abril de 1945 junto a Hitler.

De hecho, durante horas fue su esposa oficial, a pesar del trágico final que ambos presuntamente decidieron tomar. Y sí, hablamos de «presuntamente» por todas las teorías conspirativas que aseguran que Hitler estuvo vivo muchos años más, porque tan solo escapó.

Aparentemente estar con el Führer era lo más exacto a una relación tóxica.  Porque, ciertamente, es demasiada coincidencia que al menos tres de sus mujeres se hayan suicidado o al menos lo intentaran. Además, también es necesario mencionar brevemente a qué clase de tratos estaban sometidas. Por ejemplo, a rutinas sexuales intensas, a los cambios de humor del político, a las infidelidades y a la agenda que debía cumplir.

Evidentemente todas ellas no estaban «locas», sino que fueron inducidas a la locura y al desequilibrio mental.