Boom!OMG

Las historias súper locas de Bill Murray con sus fans

Con 67 años, una larga filmografía y premios a su favor, Bill Murray ha sido uno de los actores cómicos que más nos han entretenido.

Pero Bill ha llevado su esencia fuera de los límites, y no teme expresarle nada a sus fans.

Ya sabrás por qué te lo decimos. Aquí tenemos unas historias súper locas y graciosas sobre el mítico actor y sus admiradores.

Boletos gratis

El año pasado Bill le regaló unos boletos a los fanáticos de la banda SteelDrivers.

Fue un regalo anticipado de Navidad de la estrella de Lost in Translation, quien compró los boletos restantes y los repartió hasta la hora del espectáculo.

La banda que apareció con Murray en Get Low no tenía idea de sus planes.

Por su puesto, los fanáticos estaban emocionados.

Lectura de poesía

El actor leyó poesía para trabajadores que construían la Casa del Poeta de Nueva York.

Más poesía

Durante la conferencia SXSW de este año Bill leyó un poema a sus fans que no dudaron en escucharlos atentamente.

Foto de compromiso arruinada

En 2014, el fotógrafo de bodas Raheel Gauba hizo las fotos de compromiso de Erik Rogers y Ashley Donald, y todo bien hasta que Murray apareció.

Fue toda una locura, y en realidad no quedó arruinada la foto, todos se divirtieron.

Pero hay respuestas para todas estas locuras que hace Bill. Al parecer, a él no le cuesta nada divertirse con cualquier persona:

Busca asesor de modas

Bill Murray pidió ayuda a sus fan para que lo ayudaran a elegir  su atuendo para el Pro-Am de AT & T National Pebble Beach.

Ya ven que los jeans están algo pasados de moda, ¿pero qué podemos esperar?

Bill el bartender

En 2010 asistió al festival SXSW de Austin, junto al Wu-Tang Cla, y se nombró barman en el bar Shangri-La.

Para sorpresa de los clientes, se negó a dar  lo que pidieron y solo sirvió shots de tequila.

Luego, en 2016 repartió Bloody Marys en el torneo nacional de golf Pro-Am de Pebble Beach.

Robó las papas fritas de alguien

Hace años, un usuario de Reddit se volvió viral tras decir que  Murray le robó papas fritas en la esquina de la calle 46 con la avenida 7 en la ciudad de Nueva York.

Bill le gritó gritó: «¡Nadie te creerá!»

Luego, en 2016 el actor volvió a tomar papas fritas en el Aeropuerto Martha’s Vineyard. Esta vez sí hubo evidencias.

Autógrafos a lo Murray

Ya nadie pide autógrafos, ahora hay selfies, pero existen personas que valoran las firmas o tienen otras peticiones.

Por ejemplo, unos admiradores de Bille le pidieron que caminara por un pasillo con ellos en cámara lenta, y él lo hizo.

Y si le pides un autógrafo tu frente será el papel.

Anuncios de embarazo

En octubre del año pasado, el actor de Los Cazafantasmas ayudó a los fanáticos de los Cubs de Chicago, Robbie Schloss y Kirsten Barrish Schloss, a anunciar su embarazo en un video para los padres de la pareja.

Bill Murray parece tener la costumbre de sorprender a los fanáticos y hacer gestos increíblemente divertidos para ellos.

Él es un fanático de los deportes y de sorprender a sus fans.